València triplica el presupuesto anual para el mantenimiento de la Albufera

Con esta decisión se pretende dragar y mantener los canales y acequias para ayudar a garantizar que el cultivo del arroz se produzca en buenas condiciones

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de València ha aprobado sacar a licitación el nuevo contrato de limpieza, dragado y conservación de los bordes, canales y acequias de la Albufera de Valencia.

El nuevo contrato tendrá una duración de cuatro años y la gran novedad es el incremento de presupuesto, que se triplica y alcanza los 300.000 euros anuales. El concejal  delegado del área de Devesa Albufera y vicealcalde de Valencia, Sergi Campillo, ha explicado que el aumento de la partida presupuestaria evidencia que la protección del lago y su entorno es una prioridad para el gobierno de Joan Ribó.

La Albufera de Valencia es un humedal único en el mundo, no sólo por su belleza y la riqueza de su ecosistema sino también por su papel en el desarrollo de la economía local de la zona. Mantener los canales y acequias limpias es fundamental para garantizar que el cultivo del arroz se produzca en buenas condiciones, que el agua que llega al lago sea de calidad y que los sistemas de desagüe funcionen.

“En 2011 el gobierno del PP del Ayuntamiento de València decidió dejar de realizar labores de mantenimiento del entorno de la Albufera, pese al peligro que esto suponía para el Parque Natural. Durante años los canales y las acequias no se dragaron y esto provocó que la calidad del agua empeorara mucho, afectando gravemente al lago”.

En 2016, el gobierno de Joan Ribó reanudó los trabajos de mantenimiento en toda la zona y en 2018 se adjudicó un contrato que tenía una duración de tres años y suponía una inversión de 100.000 euros anuales.

En la Junta de Gobierno de hoy se ha aprobado sacar a licitación un nuevo para los próximos cuatro años, la principal novedad es que triplica el presupuesto, es decir, supondrá invertir 300.000 euros al año en mantener todo el entorno de la Albufera en buen estado, tal y como explica Sergi Campillo “este aumento nos permitirá llegar a muchos más sitios y limpiar más acequias y canales incluidos en el Parque Natural”.

Limpiar los ramales de sedimentos contribuirá a que las barcas puedan desarrollar su labor sin problema y facilitará que el sistema funcione correctamente, desagüe cuando sea necesario y garantizado la calidad del agua.

Al mismo tiempo, los sedimentos se reutilizarán para reforzar las motas que separan los campos de arroz de los cercados de la Albufera, unas estructuras que deben fortalecerse para protegir el humedal.

CatalàEspañol