València descarta ZAS en Honduras y Ciudad Jardín y apuesta por las mesas de diálogo

Campillo indica que las mediciones acústicas no avalan la necesidad de declarar ZAS y remarca la “voluntad del gobierno municipal” para solucionar los problemas de convivencia.

La Junta de Gobierno Local ha desestimado este viernes las solicitudes para crear dos zonas acústicamente saturadas (ZAS) formuladas por la asociación de vecinos de la plaza de Honduras y adyacentes y la asociación de vecinos de Ciudad Jardín.

Como ha explicado el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, las mediciones acústicas hechas por los servicios municipales constatan que estas áreas no cumplen los requisitos para ser declaradas ZAS. Sin embargo, el Ayuntamiento es “consciente” de los problemas de convivencia que afectan al vecindario, “no los obvia”, y por eso se han convocado mesas de trabajo para solucionarlos de manera participada.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha comparecido en rueda de prensa junto con el concejal de Hacienda, Borja Sanjuán, al finalizar la reunión del órgano colegiado. Campillo se ha referido a los diferentes informes de la Delegación de Calidad Acústica y del Aire, de la Policía Local, de Actividades, de la Inspección Municipal, Movilidad, Dominio Público, Procedimiento Sancionador y del Servicio de Gestión Sostenible de Residuos Urbanos y Limpieza de Espacios Públicos, los cuales no avalan la necesidad de declarar ZAS las plazas de Honduras y del Cedro y alrededores.

Concretamente, ha detallado el edil, no se da la condición de superar los 65 decibelios dos veces por semana durante tres semanas consecutivas o alternas durante 35 días naturales.

Esta reducción del impacto sonoro, ha indicado el vicealcalde, es consecuencia de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento, como la vigilancia policial y la inspección de los locales. Ahora bien, el regidor ha remarcado “la voluntad de este Ayuntamiento para solucionar los problemas que afectan la convivencia entre el vecindario y las personas que van a estas zonas de ocio, convocando las mesas de trabajo para exponer los asuntos y trabajarlos de manera conjunta”.

En ese sentido, ha incidido que “esta desestimación no significa que el Ayuntamiento no sea sensible a las demandas del vecindario de estas zonas, que quede claro, pero entendemos que la declaración ZAS, que también comporta problemas, no es la mejor solución”.

Limpieza de playas

En el área de medio ambiente, la Junta de Gobierno Local ha dado luz verde a un protocolo de limpieza en las playas del Parque Natural de la Albufera que protege la biodiversidad y respeta la reproducción del chorlitejo patinegro. Se estima que los trabajos supondrán una inversión anual de 1,1 millones de euros por parte del Ayuntamiento.

El nuevo protocolo limita la limpieza de la playa con maquinaria en función de la presencia de fauna, flora, o hábitats dunares y en función del tipo de suelo contiguo al dominio público (rural o urbano). De esta manera se establecen tres niveles de protección y tres períodos de limpieza. Incluso en algunos momentos del año no habrá limpieza manual en ninguna.

Las áreas de máxima protección serán las que van desde la Gola del Pujol hasta la reserva de la Punta, así como la misma reserva de la Punta. En un segundo nivel está la zona del Arbre del Gos hasta la Gola del Pujol, y la playa del marjal de Rafalell y Vistabella (en el norte de la ciudad). Por último, la menos restrictiva será la playa del Perellonet.

El vicealcalde ha explicado que, a pesar de que en los últimos años ya se aplicaba un protocolo parecido, por primera vez se establecen los parámetros de limpieza y recogida de residuos según la tipología de la playa.

Campillo ha resaltado que es muy importante llevarse los residuos, porque no habrá papeleras en las playas, puesto que estarán fuera del ámbito protegido. Y sobre todo, ha subrayado, hay que respetar las zonas acotadas de protección de la biodiversidad, de la flora del cordón dunar y de las zonas donde se reproducen especies tan emblemáticas como el chorlitejo patinegro.

Proyectos de acción social

La Junta de Gobierno también ha aprobado la convocatoria de subvenciones para proyectos de acción social en el municipio, con un presupuesto de un millón de euros. Deberán ser iniciativas destinadas a atender la problemática personal, social y de inserción laboral de personas afectadas por la desigualdad, la marginación y la exclusión social en València, y mejorar las condiciones de vida de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad.

Detrás, ha detallado el vicealcalde, tienen que estar entidades sin ánimo de lucro que impulsen la cooperación entre la iniciativa social y la administración local en el ámbito de los servicios sociales, y cada entidad podrá recibir una subvención máxima de 14.500 euros. Cada asociación podrá presentar solo un proyecto a la convocatoria, y se prevé otorgar subvención a un máximo de 80 entidades.

Durante la reunión del órgano colegiado se ha acordado también la justificación del proyecto presentado por la asociación “Por ti, mujer”, subvencionado con 9.710 euros en la convocatoria de acción social de 2020, y del proyecto presentado por la entidad Fundación de la Comunidad Valenciana Juan Ignacio Muñoz Bastide en la misma convocatoria.

Ayudas a los comercios

Otro de los asuntos tratados en la sesión de hoy ha sido la cuarta convocatoria anual de ayudas a las asociaciones de comerciantes de València para dinamizar las tiendas. El Ayuntamiento ha destinado 50.000 euros y cada entidad podrá acceder a un máximo de 20.000 euros para impulsar actividades que mejoren la competitividad y den visibilidad al comercio del barrio, según ha expuesto Sergi Campillo.

También se ha acordado la convocatoria de subvenciones para la promoción del valenciano en los comercios de la ciudad, que se desarrolla por tercer año consecutivo. Este año se mantiene la dotación presupuestaria de 47.500 euros, así como la subvención del 100 % de los gastos que los establecimientos realizan, con unos límites para cada acción subvencionable y una cantidad máxima para un mismo negocio de hasta 2.000 euros.

Museo Histórico y sala de exposiciones municipal

Asimismo, como ha manifestado el vicealcalde y regidor de Ecología Urbana, este viernes se ha adjudicado el contrato de obras de remodelación del Museo Histórico municipal y de acondicionamiento de la sala de exposiciones Municipal por un poco más de un millón de euros. La intervención tendrá una duración de ocho meses y permitirá modernizar las instalaciones del espacio cultural, situado en la casa consistorial, que custodia la Senyera, el Penó de la Conquesta o las llaves de la ciudad.

Igualmente se renovará la climatización y la iluminación, se crearán cuatro estancias para mostrar los fondos y se dotará el museo de consignas, lavabos y mostrador de información.

ValenciàEspañol