València abre la nueva zona de socialización canina en Benimaclet

Sergi Campillo explica que la remodelación, solicitada por la ciudadanía, ha incluido la mejora del espacio verde y la instalación de juegos biosaludables

El Ayuntamiento de València ha abierto al público la nueva zona de socialización canina en la zona ajardinada ubicada entre las calles Viver y Albocàsser, en Benimaclet. La actuación, solicitada en los presupuestos participativos DecidimVLC, ha tenido una inversión de 76.109 euros, con IVA, y ha incluido también la instalación de juegos biosaludables y nuevos bancos para mejorar el espacio.

El vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha destacado que esta intervención “da cumplimiento a una propuesta de los presupuestos participativos, puesto que esta nueva zona de socialización canina fue propuesta y votada por el vecindario de Benimaclet, que reclamaba un espacio para pasear mascotas sin ir atadas”.

De esta manera, ha argumentado, “liberamos el resto de este jardín de la presencia de perros sueltos, cuando, recordamos, la ordenanza municipal prohíbe la presencia de perros sin atar en los jardines y vías de la ciudad, y creamos un espacio grande, de más de 800 metros cuadrados, donde las mascotas puedan correr y relacionarse en libertad”.

La creación de la nueva zona de socialización canina en Benimaclet, junto al CEIP Carles Salvador, ha requerido un plazo de ejecución de seis semanas para remodelar un total de 805,45 metros cuadrados del área verde.

La nueva zona de perros se encuentra en uno de los cuadrantes del jardín, en un espacio que ya era usado, de facto, por las personas que tenían perros para pasearlos. “Con esta remodelación, los perros pueden ir sueltos por esta parte del jardín, de manera separada al resto de usos, especialmente el uso infantil de la pirámide central”, ha declarado Campillo.

El proyecto surgió del proceso de participación ciudadana DecidimVLC y encaja en el compromiso del consistorio de fomentar espacios urbanos funcionales y adecuados para la diversidad de personas usuarias, favoreciendo la convivencia social de los diversos públicos en los espacios verdes de la ciudad.

Además, “sin duda, la apuesta por zonas de socialización canina es fundamental para el gobierno municipal, puesto que en València hay decenas de miles de mascotas y necesitan de espacios propios para que puedan hacer ejercicio y relacionarse en libertad con otros perros”, ha añadido el vicealcalde.

Por este motivo, la obra de la zona de socialización canina ha permitido la mejora del espacio para los distintos públicos, tanto con la incorporación de elementos biosaludables como de nuevos bancos que cumplen la normativa vigente en materia de accesibilidad.

Además, “se ha aprovechado la reforma para mejorar la vegetación de este jardín de Benimaclet”, ha indicado el concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo.

El Servicio de Jardinería Sostenible del Ayuntamiento también ha creado, recientemente, una nueva zona delimitada de socialización canina en el jardín de la calle Font Podrida del barrio del Cabanyal-el Canyamelar, abierta a principios de este mes, y ha iniciado las obras de un nuevo espacio de las mismas características en la avenida Aragó, en el barrio de Mestalla.

CatalàEspañol