La Generalitat licita el suministro de 4 vehículos eléctricos para el TRAM de Castelló

Los autobuses alcanzarán los 12 metros de longitud y contarán con sistemas de navegación inteligentes.

La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad ha sacado a licitación el suministro de 4 vehículos eléctricos inteligentes y 2 puntos de recarga ultra rápida destinados al TRAM de Castelló de la Plana.

La actuación, financiada por la Unión Europea-NextGenerationEU en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, alcanzará una inversión de casi 4,5 millones de euros.

Con el objetivo de seguir avanzando en la estrategia de desarrollo sostenible, descarbonización y en un modelo de movilidad sostenible en el que la electromovilidad tenga un papel clave, la Conselleria dotará la línea 1 del TRAM de Castelló de cuatro nuevos vehículos inteligentes que medirán 12 metros de longitud y contarán con sistema de guiado óptico y planos de implantación de la línea de guiado de parada, así como del suministro de dos puntos de carga rápida. Además, se licita también un contrato de servicios de coordinación y seguimiento de estos suministros.

El plazo de estos contratos de servicio será de 16 meses para la coordinación y supervisión del contrato de suministro de los 4 autobuses y del de los puntos de carga, más 6 meses tras la puesta en servicio.

Así, un primer contrato se destinará a que estos nuevos vehículos sustituyan los 3 vehículos diésel que actualmente prestan el servicio de la línea 1 del TRAM que discurre por la fachada marítima, con el objetivo de disminuir al máximo las emisiones de CO2 que esta línea genera.

En concreto, se trata del tramo desde la parada del Grao por el camino del Serradal, camino del Mascarat junto al aeródromo y avenida Ferrandis Salvador, que realiza un recorrido de 5,3 kilómetros.

Los 4 vehículos eléctricos realizarán principalmente este recorrido de la fachada marítima, pero uno o varios de ellos podrían asignarse al trayecto que va desde la Universitat Jaume I hasta el Parque Ribalta para evitar la circulación de los vehículos con motor diésel actuales. También podrán circular hasta el Grao, en caso de avería o mantenimiento de los 6 Solaris eléctricos alimentados por catenaria y con baterías que circulan actualmente.

Por otro lado, un segundo contrato de suministro se destinará a adquirir los puntos de carga rápida inteligente para estos vehículos que estarán disponibles en las paradas del Grao, en ambos sentidos. Los equipos de potencia se instalarán junto a la línea de ferrocarril en los jardines del puerto.

CatalàEspañol