Los vigilantes de las playas de Dénia se desplazarán con patinetes

Las playas de Dénia reciben el verano 2022 con más servicios y mejoras en accesibilidad y sostenibilidad.

El regidor de Playas, Pepe Doménech, ha informado hoy de las novedades y mejoras en que se ha trabajado en las playas de Dénia para terminarlas de cara a la temporada alta y media. En términos globales, habrá una mejora y ampliación de los servicios y una apuesta clara para dotarlas de mayor accesibilidad y sostenibilidad.

El servicio de vigilancia y socorrismo, adjudicado este año a la empresa Eulen, se amplía en el tiempo y se prestará del 9 de junio al 9 de octubre. El horario del servicio será de 11 a 19 horas durante los meses de junio, septiembre y octubre y se amplía en temporada alta, julio y agosto, con horario de 10.30 a 20 horas.

Se destinarán a esta tarea 18 socorristas a pie de playa en temporada media y 56 durante los dos meses de temporada alta. El personal de vigilancia y socorrismo se encargará, además , del servicio de vigilancia del acceso a la cueva Cortada, del 15 de junio al 31 de julio, por las tardes, de 14 a 20 horas.

Las tardes de los meses de agosto y septiembre será asumida por el Ayuntamiento de Jávea y durante las mañanas, la hará personal del parque natural del Montgó.

Como mejoras propuestas por la concesionaria, este año se incorpora megafonía informativa en las postas sanitarias, se instalarán nuevas tarimas de madera y tres toldos nuevos, uno para renovar el de Punta del Raset y otros dos para dotar las playas de Almadraba y Dehesas, que no tenían. Así mismo, se aumentan los lavabos públicos, colocando en Almadraba, Dehesas y Punta Molins, con lo cual habrá un total de 15 en las playas.

Las medidas de mejora del contrato favorecen también la eficiencia energética, puesto que los vigilantes se desplazarán con patinetes eléctricos y también se utilizarán lanchas híbridas y quads. Además, las casetas de socorrismo se alcanzarán con energía solar, “lo cual supondrá un ahorro de consumo eléctrico importando para el ayuntamiento”, ha indicado el regidor.

La accesibilidad es otro punto sobre el que se ha trabajado en las playas. Por un lado, se izarán banderas sobre el estado del mar adaptadas a personas daltónicas en las ocho postas con casetas de socorrismo. Una recomendación de la entidad que otorga las banderas azules y que este año se pone en marcha con la colaboración de la encargada del servicio de vigilancia y socorrismo.

Las cuatro playas accesibles que tiene la ciudad –Punta Raset, Marineta Cassiana, Marines y Bovetes- funcionarán del 1 de julio al 31 de agosto, excepto la de Punta del Raset, que estará en servicio del 15 de junio hasta el 15 de septiembre, “quince días más que el año pasado”. Esta playa se dotará con un nuevo vestuario adaptado, con capacidad para colocar en el interior cambiadores para bebés. Para obtener esta equipación, el Ayuntamiento de Dénia ha pedido una subvención de 12.000 euros en la Generalitat Valenciana en la línea de ayudas para la mejora de la accesibilidad al medio físico. También para la compra de pasarelas.

En cuanto a las playas sin humo, Pepe Doménech ha informado que se renueva la adhesión de la playa de Marge Roig, un tramo de la Marineta Cassiana, y se ha potenciado la señalización de esta zona con la pintura del murete del paseo de color azul y la colocación de un nuevo panel informativo, indicando la prohibición de fumar en ese tramo de playa.

Sobre la información en las playas, el regidor ha indicado que se han instalado 11 paneles nuevos de conducta. Para mantener informada la ciudadanía, se continúa con el canal Telegram puesto en marcha el año pasado con muy buena acogida y se ha creado una nueva App en que los usuarios encontrarán diariamente información de interés actualizada como las banderas de baño que ondean en cada playa, el aforo, el estado del mar o el número de asistencias registradas cada día.

El balizamiento de las playas también tiene nueva concesionaria y podrá empezar a instalarse a partir del 2 de junio, fecha prevista para la firma del contrato. Cómo ha novedad destacable, el regidor de Playas ha señalado que en los 16 canales de entrada y salida distribuidos por la costa, se colocarán menos muertos de hormigón, solo habrá en la boya más próxima y en la más lejana en la playa, cosa que repercute favorablemente en la protección de la posidonia.

La biblioplaya, otro de los servicios que el Ayuntamiento de Dénia empezó a prestar el año pasado y tuvo éxito entre los usuarios, también se amplía este año, instalando una en la playa de Albaranes, que se suma a la de Marineta Cassiana. La Biblioteca Pública Municipal colabora aportando el mobiliario, el contenido de las casetas biblioteca y la formación del personal que las atenderá.

La biblioplaya de la Marineta abrirá el 15 de junio y la de Albaranes, el 1 de julio. Ambas estarán disponibles hasta el 30 de septiembre, de martes a sábado, entre las 9 y las 14 horas y las 16 y las 19 horas.

Por último, el regidor ha comentado otros aspectos como que la limpieza de las playas se reforzará con más personal y maquinaria a partir del 15 de junio; que el servicio del trenecito de las Eructas se ha ampliado un mes y se prestará del 15 de junio al 15 de septiembre y de igual manera se han duplicado el número de plazas de aparcamiento público en los terrenos del antiguo minigolf.

Doménech ha recordado que Dénia ha revalidado este año las banderas azules para las seis playas solicitadas – Dehesas, Molins, Bovetes, Marines, Raset y Marineta- y ha solicitado otra para la playa de la Almadraba, en la zona conocida como Costa de la Calma, que será evaluada este verano.

La inversión realizada en playas este año por el ayuntamiento asciende a 2 millones de euros: 1 millón de euros en servicio de limpieza, 700.000 euros del servicio de vigilancia y socorrismo, borde 60.000 euros en balizamiento y obras de mejora y 23.000 euros en los lavabos públicos, entre otros gastos.

ValenciàEspañol