Vila-real alerta de la “normalización del consumo de drogas” en todas las edades

El centro de día Lluís Alcanyís ha registrado 104 nuevos usuarios durante el 2020, según un informe que advierte de la subida de consumo de cannabis como segunda sustancia después del alcohol

Con una rànquing en el consumo de drogas que sigue manteniendo al alcohol en primer lugar, con un 29% de usuarios tratados, pero seguido muy de cerca por el cannabis (28%) que continúa incrementando su consumo, el centro de día Lluís Alcanyís de Vila-real ha presentado hoy su memoria anual.

Este centro para la deshabituación, rehabilitación y reinserción social de las personas con adicciones ha registrado un total de 104 nuevos usuarios durante el año 2020, que han sido atendidos con los protocolos de prevención correspondientes en cada fase de la pandemia.

De hecho, la concejala de Sanidad, Silvia Gómez ha resaltado “la gran tarea que el equipo del centro ha llevado a cabo durante el pasado año para adaptarse a la situación de pandemia y a la atención telefónica de los usuarios durante el confinamiento, y después con los correspondientes protocolos de prevención para la atención presencial con garantías de seguridad sanitaria”.

Por su parte, el trabajador social del centro de día Lluís Alcanyís, Jaume Agost ha indicado que “ha sido un año extremadamente difícil porque, aunque los usuarios no han estado desatendidos en ningún momento, la imposibilidad de realizar un seguimiento presencial durante el confinamiento y tener que llevarlo a cabo de manera telefónica, ha dificultado la relación terapéutica”. El técnico ha recordado que “nuestros usuarios son drogodependientes que cuando entran en crisis necesitan una atención inmediata y además un apoyo personal de los profesionales”.

En cuanto a la cifra de personas atendidas, los 104 nuevos usuarios, suponen un descenso respecto a años anteriores (en 2019 fueron 129 nuevos expedientes y 139 en el año 2018), unos datos que, según los técnicos del centro, responderían a “la imposibilidad de realizar atención presencial durante unos meses, y también porque la población ha estado confinada, perimetrada o contagiada”.

Respecto a las sustancias más consumidas, se ha mantenido el alcohol en primer lugar (29%), seguido del cannabis (28%), la cocaína (21%) y en el cuarto lugar de las adicciones se sitúa la ludopatía (10%). Agost ha puesto el acento en el incremento en el consumo del cannabis en los últimos años, “una droga que mucha gente considera blanda y que no tiene riesgos”, pero la realidad es que “en 2006 era una sustancia de consumo residual y desde 2014 se mantiene entre las tres sustancias más consumidas”.

En cuanto a franjas de edad, los grupos más numerosos son de 40 a 50 años y de 50 a 60 años, “lo cual evidencia que las adicciones no son únicamente un problema de la gente joven”. Asimismo, los datos constatan que se reducen las diferencias entre los grupos de edad, una cosa que se interpreta por parte de los técnicos del centro de día como “una normalización del consumo en todos los grupos de edad”.

En relación a la perspectiva de género, el 79,8% de usuarios son hombres, frente al 20,2% de mujeres. En 2019, el porcentaje de mujeres era del 22,48%, una reducción que el técnico explica porque “ante la crisis sanitaria y social provocada por el confinamiento, nuevamente las mujeres se encargan de cuidar los demás, cosa que hace que no se cuiden a ellas y no se dediquen a curarse de la adicción que tienen”.

En cuanto al tiempo de permanencia en el centro de día, la mayoría de usuarios sigue el tratamiento durante más de 10 meses, lo que se considera “un éxito” desde el punto de vista terapéutico.

Finalmente, la concejala de Sanidad ha hecho un llamamiento a todas las personas que tengan un problema de consumo de drogas o cualquier tipo de adicción para que “acudan al centro de día porque contamos con unos grandes profesionales”. Además, Gómez ha recordado que esta pandemia ha evidenciado que, ahora más que nunca, “tenemos que afrontar el futuro en buen estado físico y mental, algo que no es compatible con el consumo de drogas o las adicciones.

CatalanSpanish