Vila-real suma una nueva mejora en la red de agua potable en la calle Mare de Déu de Gràcia

Una inversión de más de 120.000 euros que se sufragará con cargo al canon de la empresa concesionaria del servicio de agua potable, Facsa.

El Ayuntamiento de Vila-real, a través de la Concejalía de Servicios Públicos, acometerá la renovación de la red de agua potable en la calle Mare de Déu de Gràcia en el tramo comprendido entre la plaza Bayarri y la plaza San Pascual, un proyecto que no sólo permitirá mejorar parte de la red de canalizaciones para evitar fugas y optimizar el servicio sino que también incorporará mejoras para los peatones como la ampliación de una de las aceras de este vial.

El proyecto, que ha sido aprobado esta misma semana por la Junta de Gobierno Local, supondrá una inversión de más de 120.000 euros que se sufragará con cargo al canon de la empresa concesionaria del servicio de agua potable, Facsa.

“La inversión constante en el mantenimiento y mejora de la red de canalizaciones es uno de los ejes de la concesión del servicio público de agua potable, ya que nos permite ir renovando las conducciones de manera progresiva en aquellos sectores que presentan un mayor deterioro”, señala el concejal de Servicios Públicos, Xus Madrigal, quien remarca la importancia de estos proyectos para “evitar posibles fugas y garantizar un uso sostenible del agua, un recurso imprescindible y escaso”.

En este sentido, la renovación de la red de agua potable en la calle Mare de Déu de Gràcia pretende precisamente acabar con las constantes fugas que se producen en el margen derecho de la calle al existir una tubería de fibrocemento que presenta ya un importante deterioro.

Así, con el fin de mejorar el servicio y solucionar las molestias a los residentes, se sustituirá esta tubería por otra de polietileno. La actuación afectará a la acera del margen derecho de la calle, en el tramo entre la plaza Bayarri y la plaza San Pascual, por lo que se aprovechará para ampliar dicha acera y renovar las rampas para facilitar la accesibilidad.

El nuevo sistema de abastecimiento que se instalará dispondrá asimismo de mecanismos adecuados que permitan el cierre por sectores. “La implantación de este modelo más eficiente ya se ha realizado en otros puntos de la ciudad y permite que, en caso de cualquier incidencia o necesidad de actuar en la red de distribución, no es necesario suspender el suministro a todos los usuarios de la zona, sino que se puede reducir el ámbito de afección para minimizar las molestias a los vecinos y vecinas”, puntualiza Xus Madrigal.

El plan anual de inversiones para la mejora de la red de agua potable que lleva a cabo la empresa concesionaria Facsa tiene como objetivo hacer de este un servicio eficiente y de calidad, respetuoso con el medio ambiente y que garantice la sostenibilidad de los recursos.

En este sentido, a lo largo del año se realizan actuaciones periódicas, como las que en los últimos meses se han ejecutado en calles como Cordón, Sant Joaquim, Gamboa, Torrehermosa, Pintor Gimeno Barón, Sant Bertomeu, Illa de Tabarca, Salines de Torrevella, Santa Creu o Atrevits, entre otras.

CatalàEspañol