Vila-real reajusta a 51,3 millones de euros un presupuesto municipal que suma ayudas al área social

Las cuentas para el 2021 tuvieron que rehacerse para asumir las últimas sentencias urbanísticas y ahora se aprobarán en un pleno extraordinario el 26 de febrero

AVL

Vila-real aprobará el presupuesto de 2021, que asciende a 51,3 millones de euros, en un pleno extraordinario el próximo 26 de febrero. Estas cuentas suponen un aumento de 3,6 millones respecto la previsión inicial de 47,7 presentada antes de que nuevas sentencias urbanísticas obligaran al consistorio a pedir un crédito de 3 millones para hacer frente a unos pagos no esperados.

Sin embargo, este ajuste que ya cuenta con el informe favorable del departamento de Intervención permitirá también que se sume una inyección económica al área social ya que además del dinero para el pago de las sentencias, el ayuntamiento ha incrementado sus ingresos por encima de lo que preveía con aportaciones del gobierno central y autonómico y parte de esto se ha destinado tanto a reforzar las inversiones ya previstas como a dotar de más fondos a servicios sociales. El destino será principalmente la contratación de personal formado para agilizar los trámites en las competencias de valoración de dependencia y atención a menores que desde hace tres años La Generalitat delegó en los ayuntamientos.

Como ha explicado hoy el alcalde, José Benlloch, el ayuntamiento recibirá finalmente 1 millón de euros más de las aportaciones del Estado y otros 383.000 euros procedentes de la Generalitat Valenciana para nuevos servicios de atención social, por lo que finalmente las cuentas se sitúan en esos 51,3 millones de euros.

Otra de las prioridades es la lucha contra la covid-19. Así, entre las novedades respecto a la previsión de presupuesto que anunció el alcalde en diciembre destaca el aumento de la aportación para promoción económica y para la mesa del Pacto local por el renacimiento, que finalmente ascenderá a 450.000 euros, con el fin de lanzar también alguna línea de ayudas para el sector del comercio que más se ha visto afectado por las restricciones de contención de la covid-19.

En el capítulo de inversiones, se mantienen las anunciadas en diciembre: la construcción de nuevos nichos y mejoras en el Cementerio Municipal (122.000 euros); la instalación de nuevos bolardos más seguros en el carril bici de la calle Ermita (35.000 euros); el servicio de alquiler de bicicletas Bicivila’t (125.000 euros); la adecuación del interior del edificio del antiguo cine Condal, que se alquilará para uso como almacén municipal ante la necesidad de nuevos espacios (53.000 euros); y el pago de la compra del solar para la permuta de terrenos que hará posible la construcción de la futura comisaría de Policía Nacional (114.000 euros).

- Advertisement -