Vila-real culmina el nuevo proyecto para la rehabilitación del albergue del Termet

El consistorio redefine la actuación para solucionar los problemas estructurales detectados en el edificio, que data de 1931.

El Ayuntamiento de Vila-real ya ha completado la redacción del nuevo proyecto de ejecución con el fin de retomar la rehabilitación del albergue de la Mare de Déu de Gràcia, situado en el Termet.

El equipo de gobierno impulsó esta obra en 2018 pero finalmente optó por aplazarla debido a la delicada situación económica municipal y ante la necesidad de destinar recursos a la lucha contra la pandemia, así como para redefinir el proyecto inicial y ampliarlo tras detectar que el edificio requería de una intervención más ambiciosa para solucionar los problemas estructurales.

Con el objetivo de realizar una restauración “acorde a las características arquitectónicas del albergue, obra del arquitecto Eugenio Cendoya, y del potencial que puede tener este edificio para su uso como un espacio sociocultural”, tal y como señala el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, el consistorio llegó a un acuerdo con la Diputación de Castellón para sufragar el nuevo proyecto de rehabilitación a través de un convenio con la institución provincial.

En estos momentos, el departamento de Territorio ya cuenta con un proyecto de ejecución, que está en fase de supervisión por parte de los técnicos de la Diputación con vistas a poder cerrar el acuerdo de colaboración para la ejecución de las obras, valoradas en 360.000 euros.

Cabe señalar que uno de los aspectos centrales del proyecto es la construcción de un pabellón polifuncional anexo al edificio, que se ha bautizado como pabellón Cendoya, en homenaje al arquitecto autor del albergue, que data de 1931. Este pabellón acristalado se ha concebido como un espacio “contemporáneo y flexible”, que permitirá dota al albergue de usos complementarios, como por ejemplo la realización de convivencias o reuniones de trabajo.

Según la memoria del proyecto de ejecución, la rehabilitación también contempla “recuperar materiales y sistemas constructivos tradicionales de la zona, como el ladrillo cerámico macizo, la bóveda tabicada y las carpinterías macizas de madera y se conjuga con las posibilidades que ofrece la industria actual, como acristalamientos dobles de seguridad con cámara de aire, aislamientos de altas prestaciones y perfiles y chapas metálicos laminados”.

En el perímetro del albergue, también se intervendrá para “eliminar barreras arquitectónicas y redefinir barandillas, alcorques, luminarias y bancos, que permitirán el descanso y contemplación de un entorno singular”. Además, el edificio del albergue contará con la rehabilitación y mejora, siempre desde el respeto al edificio original, de carpinterías exteriores, fachadas y cubierta, optimizando su consumo energético.

“Estamos ante un edificio que no sólo es un referente de la arquitectura local sino que también destaca por su emplazamiento, en un enclave de gran valor histórico, patrimonial y paisajístico para la ciudad de Vila-real”, subraya Obiol, quien recuerda que el albergue formaba parte de un ambicioso proyecto de ciudad-jardín, proyectado a principios de los años 30 bajo el lema ‘Mucho aire y mucho sol’, y que se vio interrumpido por el estallido de la Guerra Civil.

“La rehabilitación del albergue dotará a Vila-real de un espacio polifuncional, adaptado a las exigencias técnicas actuales, eficiente energéticamente y que contribuirá a promocionar nuestro pulmón verde en el marco del plan de mejora del Termet”, concluye el edil.

ValenciàEspañol