Vila-real incluye una convocatoria con 200.000 euros en ayudas a negocios

Economía perfila otra fase de subvenciones, que incluirá a negocios como peluquerías o papelerías, para distribuir toda la consignación del plan.

El Plan Resistir extenderá las ayudas directas para paliar los efectos de la covid-19 a nuevas actividades económicas como peluquerías o papelerías, entre otras, con el objetivo de inyectar cerca de 200.000 euros para la recuperación de la economía local.

El concejal de Economía, Xus Madrigal, ha anunciado que el equipo de gobierno ya trabaja en esta tercera convocatoria del plan, que se nutre con la aportación económica de la Generalitat Valenciana, la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de Vila-real, hasta alcanzar un total de 1.283.267 euros. Con esta tercera remesa de subvenciones, se distribuirá la liquidez que no se ha consignado en las dos primeras fases del plan.

“Las ayudas Paréntesis del Plan Resistir constituyen un alivio para los negocios que se han visto más perjudicados por los efectos que la pandemia ha tenido en la actividad económica y por ello queremos que toda la consignación de este plan se distribuya entre los autónomos y pymes de la ciudad”, ha asegurado el concejal de Economía.

Después de haber tramitado 328 solicitudes en la primera convocatoria, que supusieron más de 700.000 euros en ayudas, el segundo Plan Resistir ha recibido un total de 151 peticiones, por un máximo de 342.600 euros. Esto arroja una liquidez restante de prácticamente 200.000 euros para la tercera convocatoria. Con la intención de beneficiar al máximo número de negocios posibles, el departamento de Economía está perfilando las nuevas actividades económicas que podrán acogerse a estas ayudas directas, aunque Madrigal ya ha avanzado que peluquerías o papelerías serán algunos de los establecimientos que se beneficiarán de la nueva convocatoria.

Las subvenciones se destinan a empresas con hasta 10 trabajadores, con una consignación de 2.000 euros por autónomo o microempresa, además de 200 euros por cada trabajador. “En las bases del Plan Resistir, que teníamos delegadas los ayuntamientos, establecimos que, en el caso de que no se distribuyeran los 1,2 millones entre las solicitudes presentadas en la primera convocatoria, dirigida a las actividades más dañadas por la pandemia como la hostelería o los gimnasios, el dinero restante lo repartiríamos entre otros comercios locales que también se han visto afectados por la pandemia, y por ello lanzamos de inmediato una segunda convocatoria, a la que ahora se sumará esta tercera remesa de ayudas para extender aún más el apoyo al tejido económico local”, detalla Madrigal.

Los cerca de 1,3 millones de las ayudas Paréntesis se suman a otras iniciativas de carácter exclusivamente municipal que el Ayuntamiento de Vila-real ha adoptado en el último año para paliar los efectos de la crisis en la economía local. La exoneración de la tasa de ocupación de terrazas, por dos años consecutivos, ha supuesto dejar de ingresar en las arcas municipales unos 360.000 euros, a los que se suman los 50.000 euros de las ayudas municipales al sector del ocio nocturno o los 350.000 euros de la bonificación del 95% IBI a los locales donde se ubica un negocio.

El millón de euros consignado en total para el Pacto local por el renacimiento o los 620.000 euros destinados a actividades de dinamización económica como la Feria de Navidad o Vila-real Renaix, ambos con compañías y grupos locales, se suman al esfuerzo económico del consistorio en la lucha anticovid hasta alcanzar cerca de 4 millones de euros.

CatalanSpanish