Vila-real exige a la Generalitat mantener los 625.000 euros del Ivace de las obras que quedaron desiertas

Se trata de los proyectos del tanque de tormentas en el entorno de la estación y de una nueva fase de mejora del área industrial del nuevo clúster de la innovación cerámica, junto a la carretera de Onda, en el entorno de la calle Senda Pescadors.

Evitar quedarse sin el dinero previsto para dos importantes proyectos urbanísticos para Vila-real ,cuyas licitaciones quedaron desiertas y garantizar que mantener este montante pendiente no sea en detrimento de otras nuevas ayudas, son los dos objetivos por los que el gobierno local luchará frente a la Generalitat

Por eso, el portavoz del equipo de gobierno del ayuntamiento de Vila-real, Javier Serralvo, ha exigido hoy a la Generalitat Valenciana que garantice los cerca de 625.000 euros necesarios para poder volver licitar los dos proyectos de modernización de zonas industriales subvencionados por el Instituto Valenciano de Competitividad (Ivace) en 2022 que no han podido ejecutarse al quedar desierta la licitación por el alza de precios.

Serralvo ha recordado que “para este equipo de gobierno, Vila-real siempre es primero, gobierne quien gobierne en otras administraciones” por lo que, ante las reiteradas negativas de la Conselleria de Economía a las alternativas propuestas por el gobierno local para intentar salvar estas subvenciones, el portavoz no ha dudado en reclamar al Consell una solución para que “Vila-real no pierda un dinero que es suyo”.

Serralvo se ha referido a la obtención este 2022 de dos subvenciones del Ivace para ejecutar nuevas obras de mejora en áreas industriales: el tanque de tormentas en el entorno de la estación, que ayudará a solucionar los problemas de inundaciones en el cruce entre las avenidas Francia y Cedre; y, por otro lado, una nueva fase de mejora del área industrial del nuevo clúster de la innovación cerámica, junto a la carretera de Onda, concretamente en el entorno de la calle Senda Pescadors.

Tras conseguir la subvención del Ivace, la primera de las obras salió a licitación por 235.000 euros pero ninguna empresa optó al proyecto y los técnicos calculan que, teniendo en cuenta los sobrecostes por el alza de precios, se necesitarían otros 77.000 euros para que pudiera ser viable su ejecución en el momento actual; en el caso de la segunda obra, que se licitó por 250.000 euros y que también quedó desierta, habría que sumar otros 62.000 euros; de esta manera “se necesitan, para las dos obras, cerca de 625.000 euros, un dinero que corresponde a Vila-real, porque obtuvimos subvención por parte del Ivace para llevar a cabo ambos proyectos”.

Negativa doble de la Conselleria de Economía: ni más plazo, ni el dinero para la obra más urgente

Con el fin de hallar una solución, tal y como ha explicado Serralvo, el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, ha mantenido contactos con responsables de la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo, de la que depende el Ivace, para proponer diferentes alternativas.

Por un lado, el concejal solicitó la posibilidad de que la Conselleria diera más plazo a Vila-real para ejecutar las obras, que debían estar acabadas antes de final de 2022; por otro lado, también propuso unir ambas subvenciones para disponer de suficiente dinero para ejecutar de momento la obra más urgente, el tanque de tormentas de la avenida Cedre. “En ambos casos la respuesta fue un no”, ha lamentado Javier Serralvo.

Por este motivo, el equipo de gobierno “exige a la Conselleria, y por tanto a la Generalitat Valenciana, que el dinero que corresponde a Vila-real por las subvenciones del Ivace de 2022 no se pierda, que a principios de 2023 vuelva a estar este dinero consignado, además de otras ayudas que puedan concederse a la ciudad por parte del Ivace”.

“Ya perdimos suficiente con los gobiernos del Partido Popular, y ahora, gobierne quien gobierne en cada administración, vamos a reclamar que el dinero que corresponde a Vila-real llegue a Vila-real”, insiste Serralvo, quien recuerda que si las licitaciones de ambas obras han quedado desiertas es por una cuestión ajena al Ayuntamiento, ya que se debe a la situación actual de elevados precios de los materiales y la energía.

CatalàEspañol