Vila-real pagará casi medio millón de euros más en la factura eléctrica municipal

El Ayuntamiento prevé abonar más de 1,5 millones de euros al cierre del año a pesar de que el consumo de energía se ha reducido con respecto a 2020.

La factura eléctrica del Ayuntamiento de Vila-real crecerá en cerca de medio millón de euros este 2021 con respecto al pasado año debido al incremento de los costes de la electricidad.

Según las previsiones realizadas por los técnicos municipales, el consistorio abonará por los consumos eléctricos en edificios e instalaciones municipales más de 1,5 millones de euros, frente a los 1,1 millones de euros pagados el pasado año por este concepto.

Todo ello a pesar de que en lo que llevamos de año se ha producido una reducción en el consumo, tal y como se constata en el informe realizado por el ingeniero técnico municipal, gracias a la aplicación de medidas de eficiencia energética en edificios e instalaciones del Ayuntamiento.

“El incremento en el coste de la luz supone también un mazazo económico para el Ayuntamiento, como lo es para los hogares y las empresas”, ha asegurado el alcalde, José Benlloch. “Como administración que garantiza servicios públicos básicos a la ciudadanía tenemos que hacer frente al pago del suministro eléctrico de un centenar de edificios municipales, además de otros 11 edificios alquilados para la prestación de servicios, y un total de 8.000 puntos de luz”, detalla el primer edil.

Con el incremento de los costes de la tarifa eléctrica “pasaremos de pagar una media de un millón de euros anuales a más de 1,5 millones, un aumento que tiene un gran impacto en las cuentas municipales, ya lastradas por el urbanismo y la deuda que nos dejó el PP en herencia”, señala Benlloch.

El alcalde recuerda además que la factura eléctrica no es el único gasto de los servicios públicos municipales que se dispara ya que en 2022 el coste de la gestión de las basuras y la limpieza viaria crecerá hasta los 6 millones de euros, un millón de euros más que en 2021.

“Son gastos imprescindibles para seguir prestando los servicios que necesita una ciudad de más de 51.000 habitantes como Vila-real, en la que, en diez años, hemos triplicado los metros cuadrados de instalaciones deportivas, además de haber abierto edificios como el Centro de Tecnificación Deportiva, la jefatura de Policía Local, el Convent Espai d’Art, la Biblioteca Universitaria del Conocimiento o el centro social María de Luna, entre otros”, recalca el alcalde, quien incide en que “a pesar de que hemos aplicado medidas de eficiencia energética que ya se están notando en los consumos eléctricos mensuales, el aumento del coste de la electricidad ha hecho que, pese a gastar menos energía, tendremos que pagar casi medio millón de euros más este año”.

Según los informes técnicos, hasta el mes de octubre, la factura eléctrica del Ayuntamiento de Vila-real asciende ya a 1.191.417 euros, una cifra que supera a la de todo 2020. El pasado año, el consistorio pagó 1.103.481 euros por la energía eléctrica consumida en edificios e instalaciones municipales entre enero y diciembre. Teniendo en cuenta la media que se ha registrado en estos últimos meses, la previsión es que la factura total de 2021 al cierre del año superará los 1,5 millones de euros por el incremento del coste del kilovatio/hora.

Esta subida de costes contrasta con la reducción en el consumo gracias a una mayor eficiencia energética. Así, de enero a octubre de 2021 el consumo eléctrico municipal ha sido de 6.577.294 Kwh frente a los 6.777.352 Kwh consumidos en el mismo periodo de 2020.

CatalanSpanish