Vila-real aprobará el nuevo PAI industrial del clúster de la innovación cerámica

El Pleno aprobará definitivamente el martes la modificación del proyecto paralizado en 2008, con apenas 15 alegaciones frente a las 800 notificaciones tramitadas.

El Ayuntamiento de Vila-real ha reactivado definitivamente el nuevo PAI industrial del clúster de la innovación cerámica Ciutat de Vila-real.

La resolución, el próximo martes en el Pleno, de las alegaciones y la aprobación definitiva del proyecto, que redefine el PAI de la carretera de Onda paralizado desde 2008, supondrá la urbanización de más de 2,5 millones de metros cuadrados y una inversión de 44,5 millones de euros para poner a disposición de la industria suelo de calidad “que mejorará de forma ostensible las condiciones de las empresas actualmente en la zona y atraerá nuevas inversiones a nuestra ciudad”, ha detallado el alcalde de la localidad, José Benlloch.

Con este objetivo, Benlloch ha convocado el próximo martes 4 de octubre que viene un Pleno extraordinario en el que se resolverán las alegaciones presentadas a la modificación del proyecto y su aprobación definitiva.

“Ha sido un proceso muy laborioso y arduo, por el que quiero agradecer especialmente al departamento de Urbanismo, Secretaría y también los servicios técnicos del agente urbanizador. Con más de 800 notificaciones a los afectados, todo este complejo proceso se ha saldado con apenas una quincena de alegaciones, que hemos resuelto de acuerdo con los informes técnicos y jurídicos, estimando total o parcialmente aquellas que mejoran el proyecto”, ha argumentado el alcalde.

“Se constata, de esta manera, con todos los informes técnicos, la viabilidad de un proyecto que va a marcar un antes y un después en el Plan de reindustrialización de Vila-real. Un proyecto con el que, tras años de trabajos, desbloqueamos un empastre más de los heredados de la gestión del PP, avanzando definitivamente hacia un modelo de urbanización industrial moderno, eficiente y sostenible que mejorará las condiciones de nuestras empresas y ejercerá de polo de atracción para nuevas e interesantísimas inversiones industriales en nuestra ciudad. Un proyecto del siglo XXI para la nueva Vila-real del siglo XXI”, agregaba Benlloch.

“Somos conscientes de que este es un momento difícil para nuestra industria. Pero la cerámica ha demostrado que es un sector potente, con capacidad de remontar las situaciones más adversas, innovador y con fuerza. Así ha quedado patente también en Cersaie, feria internacional a la que no he podido acudir, precisamente, por convocar este Pleno tan relevante para nuestra industria y otras gestiones municipales inaplazables”, ha detallado.

A este respecto, el alcalde, quien ha mantenido contacto con las empresas vila-realenses presentes en Bolonia, ha aplaudido que la industria “vea el vaso medio lleno”. “A pesar de las dificultades, no podemos parar. Es el momento de dar pasos importantes y generar suelo de calidad para la industria. Y, para ello, el nuevo PAI industrial del clúster de la innovación cerámica va a ser fundamental”, agregaba.

“Hemos desbloqueado un problema heredado importantísimo, pero no nos queremos quedar ahí. Incluso después de redefinir y reactivar este programa, estamos estudiando ya futuras modificaciones del plan general que nos permitan seguir desarrollando suelo industrial de calidad, para seguir avanzando y no quedarnos atrás”, avanzaba el alcalde.

Según han explicado desde el consistorio, el nuevo PAI industrial del clúster de la innovación cerámica Ciutat de Vila-real desbloquea y redefine, con un proyecto adaptado a las necesidades actuales, más eficiente, moderno y sostenible, el PAI de la carretera de Onda aprobado en 1999, que quedó paralizado en 2008 con sólo un 34,4% de obras ejecutadas. El proyecto, que afecta a 2.453.478 metros cuadrados de superficie, incluye elementos como carriles bici, zonas verdes y para la práctica deportiva, movilidad eléctrica o materiales que minimizan el impacto del pavimentado, entre otras mejoras. “En definitiva, un proyecto industrial del siglo XXI para la nueva Vila-real del siglo XXI. Una ciudad inclusiva, solidaria, de oportunidades, sostenible e innovadora”, concluye Benlloch.

CatalàEspañol