El Pleno de Vila-real aprueba de manera definitiva el presupuesto de 2022

El Pleno aprueba de manera definitiva el presupuesto de 2022 para garantizar la gestión de la ciudad y avanzar en la construcción de la nueva Vila-real del siglo XXI.

El Pleno del Ayuntamiento de Vila-real ha aprobado de manera definitiva el presupuesto municipal de 2022, que asciende a 52.550.000 euros y que tiene como ejes principales el reequilibrio, la prudencia y la responsabilidad.

El equipo de gobierno ha convocado la sesión de manera extraordinaria y urgente ante la importancia de dar vía libre las cuentas anuales, tal y como ha remarcado el alcalde, José Benlloch, por la “necesidad de que entre en vigor el presupuesto lo más pronto posible”.

En este sentido, el primer edil ha recordado que “queremos que estos más de 50 millones de euros estén cuanto antes en la calle”. Así, ha justificado la urgencia de la sesión para que “los proyectos que están previstos, algunos de los cuales están ya listos para acometerse, puedan tener el crédito necesario”. El alcalde ha subrayado también que con la aprobación definitiva del documento “podremos comenzar a tramitar los 60 convenios de la alianza con la sociedad, que ascienden a cerca de 3 millones de euros, y lanzar las convocatorias de subvenciones”.

Otra de las prioridades del equipo de gobierno con la entrada en vigor de las cuentas de 2022 será la cobertura de plazas de personal para “asegurar al gestión del día a día de la ciudad”; en especial, Benlloch ha hecho referencia al contrato programa de Servicios Sociales que “casi nos permitirá duplicar la plantilla existente en este departamento para acabar con las listas de espera y cumplir con la nueva ley de Servicios Sociales Inclusivos de la Comunidad Valenciana, que delega más competencias en los ayuntamientos”.

La necesidad de saldar cuanto antes las últimas sentencias urbanísticas de la etapa del PP, por valor de cerca de un millón de euros, así como de disponer de presupuesto para poder optar a proyectos financiados con fondos europeos son otras de las razones expuestas por el primer edil para la convocatoria urgente de la sesión.

Los presupuestos responden a cuatro objetivos principales: garantizar y mejorar los servicios públicos; reducir la deuda, que pasará del 68% al 57%; asegurar la capacidad de respuesta ante la pandemia; y reimpulsar proyectos que la pandemia ha frenado y “aquellos que nos ayudarán a construir la nueva Vila-real del siglo XXI”.

Las cuentas incluyen 250.000 euros para la Mesa del pacto local por el renacimiento, que desde 2020 ha impulsado acciones de recuperación y lucha contra la covid por importe de 1 millón de euros.

En el apartado de inversiones, que asciende a 1,5 millones de euros, la prioridad es el pago de sentencias del urbanismo heredado del PP, que ascienden 870.000 euros, y que se pagarán con un préstamo. A pequeñas inversiones se destinan 285.000 euros de recursos ordinarios. Además, también se incluyen 360.000 euros para la reforma del albergue de la Virgen de Gracia, con una subvención de la Diputación de Castellón.

La aprobación definitiva del presupuesto ha salido adelante con el voto favorable de PSPV y Unidas Podemos, la abstención de Ciudadanos y Compromís y el voto en contra de Partido Popular y Vox; y ha sido posible tras la desestimación de dos alegaciones relativas a la plantilla de personal en base a los informes de los técnicos, que han constatado que ninguno de estos recursos era motivo de impugnación del presupuesto.

La sesión ha comenzado con retraso debido a una cuestión técnica. El concejal de Compromís Santi Cortells presentó en la tarde de ayer un escrito para solicitar el voto telemático alegando que en el momento de celebrarse el pleno debía estar al cuidado de un menor por encontrarse en situación de permiso de paternidad.

Benlloch ha informado que, visto el escrito, y en aras de garantizar la legalidad en la aprobación de un documento tan importante como el presupuesto municipal, la Secretaría municipal ha emitido esta misma mañana un informe al respecto en el que señala que “no tiene cabida en este momento la pretensión instada por el concejal”.

ValenciàEspañol