Vila-real cierra un presupuesto de 52,5 millones para la etapa post-covid

José Benlloch ha anunciado la cifra final del presupuesto que incluirá el pago de las últimas sentencias urbanísticas.

El proyecto de presupuestos de 2022 que ultima el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Vila-real plantea unas cuentas municipales de 52.550.000 euros para el próximo año, con las que el consistorio garantizará que la ciudad no pierda ninguna oportunidad en la etapa de recuperación y reconstrucción post covid, y seguirá dando respuesta a la herencia urbanística del PP en forma de sentencias y resoluciones.

El alcalde, José Benlloch, ha anunciado la cifra final del presupuesto que espera aprobar en las próximas semanas y que, como ya avanzó el primer edil, incluirá el pago de las últimas sentencias urbanísticas por la apertura del jardín de Jaume I y la avenida Francia a través de un préstamo.

“A pesar de los imprevistos y de los reajustes que nos hemos visto obligados a realizar en las últimas semanas a raíz de la notificación de nuevas sentencias urbanísticas, el aumento de gastos a consecuencia de la subida de la factura de la luz, el gas y el tratamiento de los residuos, así como por el incremento del IPC y de los salarios de los trabajadores municipales, cerramos el año con el presupuesto de 2022 ya definido para no perder ni un minuto en el proyecto de construcción de la nueva Vila-real del siglo XXI y todos los retos que tenemos por delante”, ha asegurado el alcalde.

Al igual que las cuentas de 2021, el presupuesto del próximo año tampoco incluye grandes inversiones ya que el grueso de este capítulo, que ascenderá a 1.519.427 euros, será para pagar las recientes resoluciones urbanísticas por el jardín de Jaume I y la avenida Francia, que suman un total de 870.000 euros. Esta cantidad, como ya explicó Benlloch, se sufragará con una operación de crédito. Entre las inversiones también se incluye el proyecto de rehabilitación del albergue de la Mare de Déu de Gràcia, una obra que se financia a través de una subvención de la Diputación de Castellón.

Del total del presupuesto, el capítulo de Personal copará un 41,2%, con 21.263.770 euros, una cifra que incluye la subida salarial del 2% para los empleados públicos aprobada por el Gobierno central, que en el caso de Vila-real supone un aumento de 386.000 euros. El capítulo de gastos corrientes en bienes y servicios ascenderá a 23.010.223 euros.

La alianza con la sociedad civil queda un año más blindada a través de las cuentas municipales, puesto que incluirán cerca de 3 millones de euros en el capítulo de transferencias corrientes, que corresponde a los convenios con entidades de la ciudad.

“En definitiva estamos ante unas cuentas que responden a la complicada situación financiera del Ayuntamiento provocada por el pago de sentencias y resoluciones urbanísticas heredadas del anterior gobierno pero que al mismo tiempo están diseñadas desde la responsabilidad con el objetivo de que la ciudad esté preparada para afrontar las nuevas oportunidades y retos que llegarán en los próximos meses y años través de los fondos de recuperación y resiliencia de la Unión Europea, que nos ayudarán a construir la nueva Vila-real del siglo XXI”, concluye Benlloch.

CatalàEspañol