Aumenta el consumo de sustancias adictivas para mitigar la ansiedad que genera la pandemia

La Unidad de Prevención Comunitaria de Conductas Adictivas UPCCA explora el impacto de la covid-19 en el consumo de drogas y juegos de azar entre los adolescentes de Vila-real

AVL

El aumento de consumo de sustancias adictivas, en adultos, que antes a la pandemia sólo se daba en situaciones de ocio es una de las consecuencias que la Unidad de Prevención de Conductas Adictivas, UPCCA, ha detectado en Vila-real, según ha explicado hoy su responsable, Pepe Gisbert. El motivo es que sobre todo durante los meses de confinamiento, se ha detectado un “incremento de la sintomatología ansiosa y depresiva entre los usuarios adultos, que en muchas ocasiones se trataba de mitigar con el consumo de esas sustancias”, apunta.

Sin embargo, curiosamente entre los jóvenes lo que parece que se ha observado ha sido lo contrario, ya que, “sobre todo durante los meses de confinamiento, se detectó una disminución en el consumo de determinadas sustancias puesto que las medidas de prevención por la pandemia han restringido mucho sus relaciones sociales”, comenta Gisbert. De momento, estas observaciones todavía están supeditadas a contrastarlas con la encuesta entre los adolescentes que se ha realizado entre 2.600 jóvenes vila-realenses.

La concejala de Sanidad, Silvia Gómez, y el técnico de la Unidad de Prevención Comunitaria han presentado hoy la memoria de 2020 del servicio, que desde el pasado mes de marzo ha debido adaptar su actividad a las restricciones y medidas excepcionales por la pandemia de covid-19.

La concejala ha destacado la tarea realizada por la UPCCA para garantizar la atención a los usuarios de manera telemática y utilizando las redes sociales como canal de comunicación “de manera que se ha continuado con el trabajo de prevención del consumo de sustancias adictivas entre los jóvenes, así como la atención y asesoramiento tanto a los jóvenes como a los padres y madres”.

Gómez también  ha apuntado que “debido a las circunstancias excepcionales, algunas de las campañas habituales de prevención, como las que normalmente se llevan a cabo en las fiestas patronales, no se han podido desarrollar, y otras se han tenido que adaptar a la situación”, pero sí se ha mantenido el servicio de atención y asesoramiento y se ha seguido trabajando en colaboración con la comunidad educativa. De hecho, como cada dos años, en diciembre de 2020 se realizó la encuesta entre los alumnos de ESO y Formación Profesional Básica de la ciudad para conocer el consumo de sustancias adictivas entre los jóvenes de 12 a 16 años.

Esta encuesta ha pulsado los hábitos de 2.630 estudiantes y como novedad se ha querido conocer el impacto de la pandemia por la covid-19 en los hábitos de consumo de drogas y juegos de azar. Así, se les ha consultado si desde el confinamiento domiciliario de marzo impuesto por el estado de alarma “han consumido más, menos o igual tabaco, alcohol y cannabis, así como si ha variado la frecuencia con que apuestan dinero en juegos de azar on line o apuestas deportivas”.

Según Gisbert, “el resultado nos servirá para ver si se mantiene la tendencia de descenso en la incidencia del consumo que se venía observando durante los últimos años y que en 2018 constató por primera vez incluso una reducción en el consumo de alcohol, una sustancia que nunca antes había bajado”.

 

 

- Advertisement -