Vila-real refuerza el centro contra las lluvias

Se ha aprovechado la infraestructura existente para crear un tanque de lluvias

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, y el concejal de Servicios Públicos, Xus Madrigal, han visitado el resultado de las obras de mejora de la red de saneamiento y pluviales en la calle Pere III, un programa piloto que ya ha demostrado en su primera fase la efectividad para evitar las inundaciones con las lluvias fuertes. El proyecto, con un presupuesto de unos 33.000 euros, ha sido ejecutado por Facsa, dentro del contrato del Servicio de Limpieza, Mantenimiento y Conservación de la Red de Alcantarillado de Vila-real.

“La mejora continua de las infraestructuras y de la red, tanto de saneamiento como de pluviales, es uno de los pilares fundamentales del Plan de prevención de inundaciones que desplegamos, a través de diferentes frentes, a lo largo de todo el año”, explica Benlloch, quien recuerda que este tipo de actuaciones se suma a la limpieza de barrancos y la dotación de nuevas infraestructuras. “A pesar de las graves dificultades, no dejamos de trabajar y aprovechar todos los recursos a nuestro alcance para estar mejor preparados para responder a los episodios de lluvias que suelen producirse en nuestro territorio, sobre todo con la llegada del otoño”, incide el alcalde. Al respecto, el primer edil puntualiza que la irrupción de la pandemia ha impedido avanzar más en estos proyectos. “La lucha contra la covid-19 no nos ha parado, pero ha ralentizado algunas actuaciones”, lamenta Benlloch.

El programa piloto en la calle Pere III ha constado de dos fases. En cada una de ellas, se ha actuado tanto sobre la red de saneamiento como sobre la captación de pluviales. “Una de las principales innovaciones introducidas en este proyecto es que hemos podido aprovechar infraestructuras existentes para su uso como tanque de lluvias, con una capacidad de 35 metros cúbicos, que se derivan automáticamente hacia la red de saneamiento para su vaciado”, explica Madrigal.

Los trabajos han supuesto la mejora del funcionamiento de la red de saneamiento en la zona, que requería la ejecución de trabajos de mantenimiento sistemáticos con camión cuba. Para ello, se ha ejecutado nuevo colector de 15 metros en la esquina de Pere III y avenida la Mura. “Con la dificultad añadida de la gran cantidad de servicios existentes en la zona, como telecomunicaciones, suministro eléctrico, alumbrado o agua potable”, puntualiza el responsable de Servicios Públicos Vila-real.

En cuanto a la mejora de la captación y gestión de aguas pluviales, la actuación en Pere III permitirá minimizar el impacto de los episodios de fuertes lluvias, a través de la instalación de dos sistemas de captación de pluviales, en la esquina de la plaza Bayarri y junto a Padre Molina. “Hemos instalado rejillas de máxima absorción, con un sistema de minimización de ruidos por el paso de vehículos y válvulas especiales anti-retorno, que evitan olores y la presencia de mosquitos e insectos, incluso en verano”, detalla Madrigal. “Sistema que ha funcionado muy bien en los últimos episodios de lluvias, a finales de junio, con 30 litros por metro cuadrado en 10 minutos”, advierte.

“Un proyecto piloto muy interesante que no sólo nos permite estar mejor preparados frente a las lluvias, sino también avanzar en la mejora de nuestra red con sistemas innovadores para minimizar olores y ruidos y, por lo tanto, mejorar la calidad de vida en la ciudad”, agrega Benlloch. El alcalde ha querido poner en valor también la importancia del aprovechamiento de infraestructuras existentes para la construcción de tanques de aguas, con una capacidad de 35 metros cúbicos. “Es la primera vez que se hace en la zona centro y estamos seguros de que será un elemento muy importante para mejorar la respuesta ante los episodios de gota fría”, concluye.

ValenciàEspañol