Vila-real se prepara para acoger refugiados ucranianos

Se aprueba una declaración de condena a la guerra, una pancarta, el envío de 25.000 euros o la puesta a disposición de 150 plazas en CTD y albergue entre otras medidas

El alcalde de Vila-real, José Benlloch, ha reunido de manera extraordinaria la Junta de coordinación de su gobierno y la Junta de portavoces municipal para abordar la crisis desatada por la invasión rusa de Ucrania y articular un Plan especial para canalizar la ayuda humanitaria y la ola de solidaridad ciudadana, a través de dos ejes de acción: política, con una condena unánime de todos los grupos; y humanitaria, con una serie de medidas para atender las necesidades de acogida de refugiados a través de recursos públicos y privados, así como la ayuda directa a la población afectada, con envío de materiales y una dotación de 25.000 euros para ayudar a la población ucrania a hacer frente a la grave situación del país, entre otras medidas.

            “La situación del pueblo ucranio es gravísima. Y los vecinos y vecinas de Vila-real no somos ajenos al sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas ucranios y a las trascendentales consecuencias que la invasión rusa puede tener en la geopolítica y la economía mundial, también en la de nuestras casas. Por eso, desde el Ayuntamiento nos hemos puesto ya a trabajar, de la mano de la sociedad y en coordinación con otras administraciones y ONG, para dar una respuesta unívoca a la crisis y estar preparados cuando se definan los canales adecuados para hacer llegar esta ayuda de manera segura y efectiva”, señala el alcalde. Esta respuesta se articulará en un plan que el gobierno municipal ha aprobado esta mañana y ha elevado a los portavoces de los diferentes grupos políticos municipales para la incorporación de aportaciones y su ratificación.

            En el apartado de acción política, todos los portavoces municipales han secundado la declaración institucional contraria a la guerra y en apoyo al pueblo ucranio elaborada por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias. Esta declaración institucional se aprobará el próximo jueves en un Pleno extraordinario convocado al efecto. Además, los grupos políticos han acordado desplegar desde el balcón del Ayuntamiento una pancarta con el lema “No a la guerra. Vila-real, con el pueblo ucranio”, en castellano, valenciano y ucraniano.

Por otra parte, el alcalde y el gobierno local se mantienen en contacto permanente con el Ayuntamiento de Michalovce, municipio hermanado con Vila-real, para conocer la situación de primera mano y ponerse a disposición de las necesidades que se vayan produciendo, dada la proximidad de la ciudad eslovaca con la frontera de Ucrania.

            El segundo paquete de medidas del Plan especial, de alcance humanitario, contará con la creación de la Oficina municipal de coordinación de la ayuda humanitaria – crisis de Ucrania, con una persona designada específicamente a este cometido. La oficina estará ubicada en la sede de la Concejalía de Ciencia, Innovación y Universidades (Vivero de Empresas), con el correo [email protected]. Esta oficina se encargará de coordinar las diferentes actuaciones y la ola de solidaridad ciudadana con el pueblo ucranio.

            “Lo primero que debemos hacer, y ya estamos haciendo, es mantener un contacto humano y permanente con la población ucrania que reside en Vila-real, con 79 vecinos de procedencia ucraniana”, apunta Benlloch, quien se ha reunido esta misma mañana con una de estas familias para interesarse por la situación en el país de Europa del Este y solicitarles también su colaboración para crear una red de voluntarios que puedan ayudar en la coordinación de acciones, particularmente si llegaran a la ciudad refugiados de la guerra.

En este caso, el Plan municipal contempla también varias dotaciones, combinando los recursos públicos y privados. “Vamos a poner a disposición de la crisis de Ucrania el Centro de Tecnificación Deportiva y el albergue municipal, con los que creemos que podemos llegar a ofrecer 150 plazas de primera acogida, en el caso de que fuese necesario”, señala Benlloch, quien también contempla dentro de las medidas especiales de atención a la crisis de Ucrania la coordinación y canalización de recursos privados de entidades o nacidos de la solidaridad vecinal, en la línea del modelo que se siguió en la guerra de Bosnia.

            También contempla este plan el envío directo de ayuda humanitaria, tanto económica como de los productos y materiales que puedan requerirse. En el ámbito económico, el alcalde ha acordado con los grupos municipales destinar una partida de 25.000 euros a la ayuda a Ucrania, en cuanto se determinen los canales oficiales para el envío de esta ayuda.

En cuanto al envío solidario de productos, la recogida de materiales se articulará a través de las asociaciones de vecinos para hacer más fácil y cómoda su recogida, que se centralizará posteriormente en Servicios Públicos. “En cuanto nos comuniquen cuáles son las principales necesidades a cubrir, daremos toda la información y, por supuesto, colaboraremos también en todas aquellas iniciativas ciudadanas que surjan en solidaridad con Ucrania”, agrega.

El contacto con la Asociación Ucraniana de Valencia o un plan especial para la escolarización de 0 a 3 años, de acuerdo con las escuelas infantiles, en el caso de que llegaran niños pequeños que lo requirieran y teniendo en cuenta que la escolarización a partir de 3 años estará garantizada por la Generalitat, son otras de las acciones previstas.

ValenciàEspañol