Vila-real celebra la final de la competición robótica CoderZ

70 estudiantes de 13 centros educativos han participado en la final de esta competición robótica en la que aprenden a programar con código con una plataforma en línea.

La Biblioteca Universitaria del Conocimiento (BUC) de Vila-real ha acogido este sábado la competición de robótica CoderZ Adventure Spring Challenge 2022, con la participación de alrededor de 70 estudiantes de 13 centros educativos de Vila-real. Se trata de una competición de robótica virtual y educativa en la que niñas y niños aprenden a programar con código con una plataforma en línea y se desarrollan dentro del campo de las habilidades STEAM (ciencia, robótica, programación, tecnología, ingeniería y matemáticas).

Competición internacional robótica virtual

Vila-real ya se sumó al reto de la CoderZ League el pasado año, y en esta edición la ciudad amplía su representación ya que son un total de 13 centros educativos los que se han unido a la competición, frente a los 3 de 2021.

En toda España, la competición de este sábado ha reunido a más de 500 participantes. Así, se han dado cita en la BUC estudiantes de entre 7 y 16 años de los centros Fundación Flors, Pintor Gimeno Barón, Pascual Nácher, Santa María, Botànic Calduch, Carlos Sarthou, José Soriano, Pío XII, Broch i Llop, Francesc Tàrrega, Cervantes, Angelina Abad y British School of Vila-real. La concejala de Educación, Aida Beteta, ha asistido a la competición y ha destacado la importancia de fomentar las habilidades y vocaciones tecnológicas y científicas para que “nuestros jóvenes estén preparados para aprovechar las oportunidades que nos brinda la era tecnológica y puedan acceder a las profesiones del futuro”. El concejal de Ciencia, Innovación y Universidades, Eduardo Pérez Arribas, también ha estado presente en la jornada.

Esta competición fomenta además el trabajo en equipo para superar los diferentes retos. Durante el curso escolar, los participantes han estado preparando los retos y superando pruebas en mundos tan diferentes como la isla congelada, el cráter de cristal, la ciudad de las golosinas, la Vía Láctea, el Ártico y el mundo cibernético. Alrededor de cada mundo, los participantes tienen que descubrir el código correcto para llevar el robot hasta la meta. De este modo, tienen que utilizar programación con bloques y, además, desarrollar conceptos matemáticos como por ejemplo el radio de un círculo, ángulos y operaciones como la suma, la resta y la división.

Con la participación en esta competición Vila-real afianza su compromiso con el fomento de la robótica educativa, con iniciativas como la Escuela Tecnológica de Pascua o el apoyo a la competición Vilabot, impulsada por el colegio Fundación Flors, en el marco del proyecto europeo Erasmus +.

ValenciàEspañol