Vila-real recupera la fiesta de San Antonio con misa y reparto de 1.300 panecillos

Los panets se repartirán entre los asistentes a la fiesta del Termet y entre los usuarios de las residencias de ancianos de Vila-real.

El lunes 17 de enero se celebrará en la ermita de la Virgen de Gracia la tradicional festividad de San Antonio, con una misa a las 13.00 horas y posterior reparto de 1.300 panecillos bendecidos. La jornada, organizada por la Concejalía de Tradiciones, contará con la presencia de la corporación municipal y estará presidida por el alcalde, José Benlloch.

Después de la suspensión del acto en 2021 por la situación sanitaria, este año se retoma la festividad de San Antonio, con la aplicación de las medidas anticovid vigentes, dando así continuidad a una tradición de gran arraigo en la ciudad.

“Sabemos, por tradición popular, que la misa y bendición de los panecillos se hacía en la ermita de la Virgen de Gracia y el año 1483 está documentada la presencia en una de las cuevas del Mijares de un fraile de San Antonio; puede que haya que buscar aquí el origen de la devoción al santo en Vila-real, suposición que se sustenta además por la proximidad del boalar, lugar donde se guardaba el ganado antiguamente”, explica la concejala de Tradiciones, Noelia Samblás.

“Para celebrar esta fecha tan destacada para nuestra identidad como pueblo, se repartirán unos 1.300 panecillos de los cuales 50 serán sin gluten”, señala Samblás.

Los panets se repartirán entre los asistentes a la fiesta del Termet y entre los usuarios de las residencias de ancianos de Vila-real. La responsable de Tradiciones recuerda también la importancia de cumplir las medidas de seguridad frente al virus, manteniendo la distancia de seguridad y llevando la mascarilla correctamente colocada.

CatalanSpanish