Vila-real solicitará más subvención para luchar contra las inundaciones

El proyecto contempla un drenaje de pluviales sostenible con un tanque de tormentas

El Ayuntamiento de Vila-real solicitará al Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) una mayor aportación económica para poder ejecutar la segunda fase de mejoras en el área industrial del entorno de la estación donde el consistorio impulsa la creación de un clúster de empresas y servicios del sector agroalimentario. La intención del gobierno local es conseguir una subvención más cuantiosa por parte del ente autonómico que asegure el desarrollo del proyecto, cuya licitación ha quedado desierta debido a la problemática actual de alza de los costes en la construcción.

El alcalde, José Benlloch, ha explicado que “no queremos renunciar a este proyecto porque supondrá una mejora significativa en las infraestructuras de prevención de inundaciones en esta zona, con la incorporación de un innovador modelo de drenaje urbano sostenible a través de un tanque de tormentas que nos serviría como prueba piloto para dar solución a los problemas de inundabilidad en el cruce de la avenida Cedre con la avenida Francia”. Por ello, desde el equipo de gobierno ya se ha trasladado la petición a la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo para poder disponer de mayor aportación que asegure la ejecución de este proyecto, aunque de momento no se ha obtenido respuesta.

En la última convocatoria de subvenciones del Ivace para la mejora y modernización de las áreas industriales de la Comunitat Valenciana, el Ayuntamiento de Vila-real ha obtenido una aportación de 197.222 euros para la ejecución de la segunda fase de modernización del polígono situado en el entorno de la estación del ferrocarril donde el equipo de gobierno planea la creación de un clúster agroalimentario y tecnológico.

El proyecto, además de ampliar la red de alumbrado existente con criterios de eficiencia energética, tiene como eje central solucionar los problemas de inundabilidad con la construcción de un sistema de drenaje urbano sostenible, con un tanque de tormentas de 4 x 14,5 metros. “Se trata de una actuación fruto de años de estudio y de trabajo, a través del uso de nuevas tecnologías, para conocer la problemática de inundaciones en esta zona durante episodios de fuertes lluvias, y que completa el Plan de prevención que durante los últimos años hemos desplegado en todo el término municipal, con la mejora de las infraestructuras y las actuaciones de limpieza y mantenimiento de barrancos y cauces para evitar desbordamientos”.

El alcalde añade que “lamentablemente, como nos ha pasado en otras obras como la adecuación del entorno de la estación o la rehabilitación de la alquería de Botànic Calduch, la inflación y el alza de costes en el sector de la construcción han hecho que la licitación de esta segunda fase de mejoras de esta zona industrial haya quedado desierta porque las empresas no pueden asumir el precio de licitación teniendo en cuenta la inflación y el actual incremento de las materias premias por la guerra de Ucrania; pero vamos a trabajar para superar este escollo y poder hacer realidad el proyecto”.

El concejal de Territorio, Emilio M. Obiol, refuerza la necesidad de esta obra, que supondría “una experiencia innovadora y sostenible de drenaje a través del tanque de tormentas que se construiría al este de la vía férrea pero que, a través de una conducción, aliviaría los problemas de acumulación de agua en el cruce de las avenidas Cedre y Francia, un problema que ya se arrastra desde el anterior gobierno del PP”.

Obiol explica que la solución a los problemas de inundabilidad de la avenida Francia, motivados por el desarrollo urbano y por la vía del ferrocarril que actúa como dique de contención, “sería muy costosa económicamente si optamos por un proyecto de renovación de colectores en toda la avenida, además de las consiguientes molestias a la ciudadanía”. Por ello, se ha diseñado una solución alternativa, con la construcción de un tanque de tormentas que drenaría parte del caudal al subsuelo y otra parte a la red de pluviales, y que “si resulta efectiva, tal y como consideran los técnicos, podría también implantarse en otros puntos inundables de la avenida Francia”.

ValenciàEspañol