Vila-real mantiene invariable la tasa de vados desde hace 12 años

Vila-real cuenta con 3.290 reservas de uso privativo para el aparcamiento de vehículos registrados.

La ciudad de Vila-real cuenta con 9.742 metros lineales de vados, que se corresponden con las 3.290 reservas de uso privativo para el aparcamiento de vehículos registrados en estos momentos.

Esta cifra ha ido incrementando de forma paulatina en los últimos años; no así la tasa que debe cobrar el consistorio por el uso particular del espacio público, que se ha mantenido invariable desde el año 2009.

“Este ejecutivo, que asumió el gobierno municipal en 2011, no ha incrementado ni siquiera el IPC de las tasas por vado. De hecho, si se hubiera actualizado el IPC de estos años, el incremento habría sido de un 20% aproximadamente. Todo un ahorro para los ciudadanos de Vila-real, que saben que es el PP el que siempre ha subido los impuestos en la ciudad”, señala el concejal de Territorio, Emilio M. Obiol.

La ordenanza número 20/2009 regula la tasa por utilización privativa o aprovechamiento especial del dominio público local con entrada de vehículos a través de las aceras, aprobada en su momento por el gobierno del Partido Popular, estableció los precios actuales que deben pagar los propietarios por metro lineal de reserva, en función de si se trata de vados permanentes o temporales.

Esta última modalidad es ampliamente mayoritaria en la ciudad, aunque las reservas permanentes mantienen una mayor tendencia al alza. En concreto, de las 3.290 reservas de 2021, 2.444 corresponden a vados temporales -que permiten el aparcamiento con límite de una hora y en determinadas franjas horarias- mientras que otros 846 son permanentes. En el año 2004, los temporales suponían 2.339, frente a los 626 permanentes. 

“La concesión de un vado es un servicio de uso privativo del espacio público que desde el departamento de Movilidad hemos venido compensando en los últimos años con una serie de actuaciones y programas que han incrementado de forma notoria las plazas de aparcamiento en la ciudad”, recuerda Obiol.

Plaza movilidad reducida

En esta línea, destaca la concesión de PMR (plazas para personas con movilidad reducida) o el Plan Municipal de Párkings, que en los últimos años ha ampliado las plazas de aparcamiento con actuaciones como las plazas en rotación del párking de la plaza Colón, compatibles con el uso de los vecinos, la aplicación del aparcamiento en batería invertida en varias zonas de la ciudad, la reordenación en diferentes calles como Penyagolosa, zona de Botànic Calduch o Cordón o la creación de aparcamientos provisionales como el de la calle Jaume Roig o en el camino Ermita, junto al Termet. 

“Este gobierno es uno de los que menos ha subido los impuestos y tasas en los últimos 40 años. Y así queda patente tanto en la tasa de vados como en otro tipo de cobros que gestiona la Concejalía de Territorio”, señala Obiol.

El responsable del área se refiere, de esta manera, al Impuesto de Construcciones (ICIO), que se mantiene en el mínimo del 2% tras haber estado exonerado durante dos años, o la tasa de terrazas, que también está en estos momentos suspendida por segundo ejercicio consecutivo para ayudar a la restauración local a hacer frente a los estragos de la covid.

Esta suspensión supone al Ayuntamiento dejar de recaudar unos 360.000 euros en dos años. En el caso de las reservas por vados de aparcamiento, los ingresos previstos en 2021 son de poco más de 300.000 euros.

CatalanSpanish