Vila-real aprueba el Plan local de quemas

El documento, que fue aprobado en la última sesión del Pleno, se ha elaborado tomando en consideración las alegaciones y aportaciones de las entidades agrarias locales

Vila-real ya cuenta con un Plan local de quemas, que establece las normas básicas y regula las condiciones de las acciones que requieren el uso del fuego como herramienta cultural en las explotaciones agrícolas y ganaderas u otras tradicionales.

El documento, que fue aprobado en la última sesión del Pleno, se ha elaborado tomando en consideración las alegaciones y aportaciones de las entidades agrarias locales y permite fijar, a partir de la legislación autonómica, un marco municipal que contempla las peculiaridades del sector en Vila-real.  

Con este objetivo, el documento regula cuestiones como los periodos autorizados para las quemas agrícolas -cuadro adjunto- así como los permisos necesarios en las diferentes zonas delimitadas por la normativa (forestal, general o de máximo riesgo, en función de su proximidad al área forestal regulada por la Conselleria).

El concejal de Agricultura, Sostenibilidad, Transición Energética, Ecológica y Medio Ambiente, José Ramón Ventura Chalmeta, destaca que el plan local fija la gestión legal de permisos, de manera que “facilita la tramitación de autorizaciones y clarifica el calendario de periodos autorizados a los agricultores y colectivos que necesitan realizar este tipo de quemas”

Chalmeta remarca que el documento ha sumado las aportaciones de los miembros del Consejo Agrario Municipal, con el fin de recoger las peculiaridades de la zona en cuanto a tipos de cultivo, meteorología, etc.

En el caso de Vila-real, considerando los tipos de cultivos agrícolas que se desarrollan en el término y las actividades tradicionales que requieren el uso del fuego, el Plan local de quema contempla: la quema de restos de poda de cítricos, frutales, olivos y otros restos agrícolas; quema de cañares, matorrales, etc. ligada a algún tipo de aprovechamiento ganadero; quema de márgenes de cultivo, desbroce de arcenes de los caminos y de las acequias de riego; y uso del ahumador en actividades apícolas.

Antes de su aprobación definitiva en el Pleno de la pasada semana, el borrador del Plan local de quemas se remitió a la Dirección Territorial de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica para obtener un avance del cumplimiento y recomendaciones de la propuesta de plan.

Tras una primera aprobación inicial, en febrero de este año, el documento se sometió a información pública y se registraron alegaciones que se han tenido en cuenta en el documento definitivo, así como las consideraciones realizadas por el Consell Agrari.

Además, aunque tras su aprobación definitiva por el Pleno el documento debe volver ahora a la Conselleria, la previsión es que su aprobación definitiva se produzca de manera inmediata porque ya se han introducido también las puntualizaciones realizadas por la Administración autonómica a lo largo del proceso.

CatalàEspañol