Vila-real prepara un despliegue sin precedentes para garantizar el cumplimiento de las restricciones anticovid-19

La Policía Local duplicará los efectivos, en colaboración con la Policía Nacional, en un dispositivo especial con drones, cámaras, controles en accesos y patrullas informativas. Benlloch llama a la colaboración y la responsabilidad ciudadana.

AVL

Vila-real desplegará un dispositivo de seguridad sin precedentes para garantizar el cumplimiento de las restricciones en prevención de la covid-19 contempladas en el decreto 2/2021, de 24 de enero, del presidente de la Generalitat. El dispositivo supondrá duplicar los efectivos policiales habitualmente desplegados en fin de semana y se centrará en controlar las tres grandes medidas que se deben cumplir hasta el 15 de febrero para frenar la expansión del virus: que nadie entre ni salga de la ciudad desde las 15.00 horas del viernes a las 6.00 horas del lunes, que no se celebren reuniones sociales en domicilios privados y que los encuentros en el espacio público se limiten a un máximo de dos personas no convivientes.

“Vivimos tiempos muy difíciles que requieren también de medidas drásticas y muy duras para todos. Pero por más efectivos que despleguemos, y lo vamos a hacer con un dispositivo sin precedentes gracias a la colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional, será imposible de controlar sin la colaboración de todos”, señala el alcalde de Vila-real, José Benlloch, quien ha pedido la ayuda de la ciudadanía para cumplir con las restricciones “en aras de la seguridad de todos”.

“Los vecinos y vecinas de Vila-real han tenido durante toda la pandemia un comportamiento ejemplar, pero existe un pequeño porcentaje de población que no cumple las normas y pone en riesgo a toda la ciudadanía”, lamenta el alcalde, quien hoy ha participado, junto a la concejala de Seguridad Ciudadana, Silvia Gómez, en una reunión de coordinación con el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, y la delegada del Gobierno en la Comunitat, Gloria Calero, así como una representación de los municipios afectados por la restricción de movilidad en fin de semana y los mandos de Policía Autonómica, Policía Nacional y Guardia Civil.

“Vila-real es una de las 16 poblaciones de la Comunitat mayor de 50.000 habitantes que la Generalitat ha decidido perimetrar el fin de semana como medida de contención de la covid-19. Una medida dura, pero absolutamente necesaria y comprensible, ya que, perimetrando estas ciudades, podemos controlar mejor la movilidad de 2,5 millones de personas, el 36% de la población, en municipios que concentran, además, el mayor número de recursos policiales, ya que somos mayoritariamente ciudades con dotaciones de Policía Nacional”,      agrega Benlloch.

El despliegue de vigilancia y seguridad se articulará principalmente en tres ejes: uso de nuevas tecnologías, controles en los accesos y patrullas informativas por toda la ciudad, con vehículos equipados con megafonía que difundirán por toda la población las medida y refuerzos en puntos estratégicos como la ermita de la Virgen de Gracia. A estas patrullas informativas itinerantes se le sumarán patrullas en las entradas y salidas de la ciudad, que se irán alternando en los diferentes accesos, en turnos compartidos con la Policía Nacional e, incluso, los efectivos de la Unidad Canina de la Policía Local para el control de estupefacientes, entre otros.

El dispositivo especial, que se desplegará durante los tres fines de semana que, inicialmente, se mantendrá el cierre perimetral de la ciudad, incluirá también el recurso a las nuevas tecnologías para facilitar el control del cumplimiento de las medidas y la información a la ciudadanía. Para ello, Benlloch y Gómez han previsto, junto al comisario principal jefe de la Policía Local, José Ramón Nieto, el vuelo de drones en los puntos de acceso a Vila-real y en las principales zonas verdes y de convivencia, como pueden ser los jardines de Jaume I, la CEM, la Mayorazga, el parque del Botànic Calduch y el Termet. Los drones podrán estar también equipados con sistemas de megafonía para incidir en la información de las medidas en estos puntos estratégicos.

“También vamos a utilizar las cámaras fijas de tráfico que tenemos instaladas en toda la ciudad y el videowall de la sala de control donde se reciben todas las imágenes para tener un mayor control de la situación y comprobar cómo se están cumpliendo todas las medidas”, agrega Benlloch. “En definitiva, un despliegue sin precedentes porque vivimos una situación también sin precedentes. Pero de poco servirá si no actuamos, cada uno de nosotros, desde la responsabilidad individual. La colaboración ciudadana es fundamental para que, juntos, podamos vencer la covid-19”, concluye.

El dispositivo especial se completará con los agentes covid voluntarios y personal funcionario para proporcionar toda la información que requiera la ciudadanía, además de un operativo específico destinado a los ciclistas. A este respecto, Benlloch recuerda que, desde las 15.00 horas del viernes hasta las 6.00 horas del lunes, está prohibido salir de la ciudad por cualquier medio de transporte, también la bicicleta.

 

 

 

 

 

 

- Advertisement -