Vila-real intenta evitar la pérdida de la subvención por la rehabilitación del Gran Casino y Tagoba

La Generalitat ha iniciado un expediente para revocar la ayuda concedida al Ayuntamiento alegando que incumple requisitos de las bases, pero el gobierno local defiende la legalidad de la reforma, que respeta la esencia del inmueble

El Ayuntamiento de Vila-real defenderá por todos los medios posibles la subvención que la Generalitat Valenciana otorgó en 2018 al consistorio, con cargo al Programa Operativo Feder de la Unión Europea, y que permitió la rehabilitación del edificio del Gran Casino y el Teatro Tagoba, con un proyecto que respeta la esencia del histórico inmueble.

La Dirección General de Administración Local ha iniciado un expediente para la declaración de la pérdida del derecho a cobrar la ayuda concedida –755.000 euros en total– alegando incumplimiento de algunos de los requisitos exigidos en las bases y en la convocatoria, algo que los técnicos municipales niegan ya que aseguran que “el proyecto se ajusta a la normativa exigible en su versión inicial y ejecutada” y que las obras conforme al proyecto ejecutado se pagaron dentro del plazo límite previsto en la convocatoria.

El alcalde, José Benlloch, ha explicado estas diferencias de criterios entre ambas administraciones y ha subrayado que “este equipo de gobierno ha tenido desde el primer momento como principal objetivo mantener la esencia del Gran Casino y el Teatro Tagoba y llevar a cabo un proyecto de rehabilitación que fuera lo más fiel posible a cómo eran en su día estos espacios, que estaban conectados y que tenían un uso compartido en muchas ocasiones”.

Este concepto se trasladó al proyecto de restauración siguiendo criterios que “tanto los técnicos municipales como el propio Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España, al que elevamos una consulta, consideran que cumplen el Código Técnico”.

Una opinión que no comparten los técnicos de la Generalitat, concretamente el Servicio de Gestión Inmobiliaria de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico, que emitió informe desfavorable, y que ha derivado en la apertura de este expediente para la revocación de la subvención.

Benlloch lamenta esta situación pero insiste en que “ajustarnos a los criterios de la Generalitat Valenciana suponía destrozar el concepto original del Gran Casino y el Teatro Tagoba y nuestra prioridad era respetar al máximo esta esencia, conectando ambos espacios, y teniendo en cuenta que se trata de un edificio protegido, con más de un siglo de antigüedad”.  

Así las cosas, el alcalde reitera que “para este equipo de gobierno, Vila-real es lo primero; mantener nuestro patrimonio, preservar el legado que con tanto esfuerzo nos dejaron nuestros antepasados es fundamental en nuestro proyecto de ciudad y por tanto lucharemos para defender esta restauración y evitar la pérdida de esta subvención”.

De hecho, el Ayuntamiento ha presentado alegaciones a la resolución de la Dirección General de Administración Local pero “si este asunto no se soluciona por la vía administrativa, estoy dispuesto a llegar a la vía judicial, como hice en su día con el Partido Popular para conseguir que nos pagaran el edificio de la BUC”.

El alcalde confía en que el gobierno autonómico de Ximo Puig “reflexione y podamos llegar a algún tipo de acuerdo para que Vila-real no pierda estos 755.000 euros”.

Como primer paso, el consistorio ha presentado alegaciones acompañadas por el informe del arquitecto general municipal que constata que, tanto en el Gran Casino como en el Teatro Tagoba, el proyecto de rehabilitación “se ajusta a la normativa exigible en su versión inicial y ejecutada, con lo que no concurre este motivo de revocación de la subvención, siendo que los informes desfavorables emitidos han quedado acreditados que son erróneos”.

Además, los técnicos recalcan que “la obra realizada conforme al proyecto ejecutado se pagó en su totalidad al contratista el 2 de noviembre de 2020, habiéndose justificado debidamente el pago, no concurriendo por tanto el motivo de revocación de la subvención que se indica desde el punto de vista de la realización de la actividad objeto de la subvención”.   

CatalàEspañol