Vila-real mejora la seguridad vial y genera plazas de aparcamiento

Estas mejoras se deben a la nueva rotonda entre las calles Atrevits y Molí Bisbal, que reordenará la intersección, y la calle Mola d’Ares pasará a tener un único sentido, lo que permitirá crear estacionamiento en batería invertida

El Ayuntamiento de Vila-real ha acometido la construcción de una rotonda para regular la circulación en la intersección de las calles Atrevits y Molí Bisbal. Los trabajos, impulsados desde el área de Movilidad de la Concejalía de Territorio, se han iniciado esta semana y consistirán en la creación de una glorieta que combinará el sistema constructivo con el pintado de la calzada para eliminar el actual cruce, que supone un punto negro por su peligrosidad y el elevado tráfico que registra diariamente y de manera especial cuando se disputan partidos en el Estadio de la Cerámica.

El proyecto diseñado por el departamento de Movilidad contempla la reordenación de la circulación viaria en esta intersección, situada en la zona residencial de la partida Madrigal.

Así, además de la sustitución del cruce por una rotonda, también se procederá a variar la circulación en la calle Mola d’Ares, que pasará a ser de un único sentido.

De esta manera, los vehículos no podrán acceder a la rotonda desde este vial, sino que será únicamente de salida en dirección hacia el campo de fútbol.

Este cambio permitirá incrementar el espacio de aparcamiento en la calle Mola d’Ares, donde prácticamente se duplicará la cifra actual de plazas, con la creación de una zona de estacionamiento en batería invertida.

Esta solución de movilidad para regular el cruce de las calles Atrevits y Molí Bisbal contribuirá a agilizar el tráfico y sobre todo mejorará la seguridad vial en un punto complicado, en el que hemos tenido que lamentar algún siniestro grave”, recuerda el concejal responsable del área, Emilio M. Obiol, quien además incide en el beneficio que supondrá la creación de más zona de parking en este entorno residencial, y de manera especial los días en que el Villarreal CF juega en el estadio municipal.   

Cabe señalar que la calle Atrevits es una vía de elevado flujo de tráfico puesto que son muchos los vehículos que circulan a diario por esta calle, a modo de circunvalación que conecta la entrada norte de la ciudad con el área oeste de la ciudad.

El tráfico se intensifica los días en que el Villarreal CF juega en el Estadio de la Cerámica ya que muchos aficionados de otras localidades que acceden a la ciudad desde la rotonda norte de la N-340, o incluso desde la CV-10 utilizan estos viales para llegar hasta el campo de fútbol.

De hecho, el departamento de Movilidad prevé que la nueva glorieta esté operativa antes de que se retomen los partidos en el Estadio de la Cerámica, el próximo 31 de diciembre, para así validar su efectividad y valorar si es necesario realizar ajustes para su funcionamiento óptimo.

CatalàEspañol