Vila-real suspende los festejos de San Pascual ante la situación de la pandemia

El órgano, en el que están representados todos los grupos municipales y la Junta de Fiestas, decide además mantener el 17 de mayo como festivo local.

AVL

El Consejo Rector de Fiestas se ha reunido hoy de manera telemática para tomar una decisión en relación con la semana festiva en honor al patrón, San Pascual, prevista del 14 al 23 de mayo. Finalmente, con el consenso de todos los miembros de este órgano, en el que están representados los grupos municipales del Ayuntamiento de Vila-real y la Junta de Fiestas, se ha acordado suspender las fiestas patronales atendiendo a la situación actual de la pandemia, que ha obligado a las autoridades sanitarias a adoptar importantes restricciones para frenar la expansión de la covid-19, y a la espera de la evolución de la misma en los próximos meses. En la sesión, presidida por el concejal de Fiestas, Diego A. Vila, acompañado por el presidente de la Junta de Fiestas, Toni Carmona, todos los participantes han coincidido en que en este momento la “prudencia y la responsabilidad para preservar la salud de la ciudadanía deben ser la prioridad”, según el concejal de Fiestas.

“Sabemos lo importante que es para la ciudad de Vila-real celebrar cada año la semana festiva en honor de nuestro patrón, pero a sólo tres meses de las fiestas y con los datos que tenemos sobre la crisis sanitaria, todos los representantes del Consejo Rector de Fiestas consideramos que la mejor decisión es la suspensión”, detalla Vila. “Por un lado porque la organización de las fiestas supone un trabajo de meses y, aunque todos esperamos que la situación vaya mejorando gracias a la vacuna, las medidas de prevención y la colaboración de la ciudadanía, difícilmente en el mes de mayo estaremos en una situación compatible con la celebración de unas fiestas patronales; pero sobre todo porque no podemos dar pasos atrás ni correr el riesgo de que el esfuerzo que estamos haciendo entre todos y todas para acabar con el virus pueda verse truncado”, remarca el concejal de Fiestas.

El edil ha agradecido la unanimidad de todos los representantes de los grupos municipales así como la comprensión por parte de la Junta de Fiestas, a la hora de adoptar esta medida. Vila también ha recordado que “la decisión nace del Consejo Rector de Fiestas porque es un órgano del que forman parte todos los grupos municipales, además de la Junta de Fiestas, y por tanto tiene una mayor representatividad”. El acuerdo de suspensión de las fiestas patronales de San Pascual adoptado por el Consejo Rector se elevará ahora al pleno ordinario que tendrá lugar el 23 de febrero para su ratificación.

Por otro lado, también por unanimidad, el Consejo Rector de Fiestas ha acordado mantener festivo local el 17 de mayo, día de San Pascual, que este año cae en lunes, aunque no se celebre la semana de fiestas patronales.

Una vez consensuada la anulación de las fiestas patronales, tal y como se comprometió el alcalde, José Benlloch, en la reunión mantenida la pasada semana con directores y directoras de los centros docentes, se convocará al Consejo Escolar Municipal para tomar una decisión sobre la semana festiva escolar de San Pascual y la posibilidad de hacerla lectiva teniendo en cuenta que no habrá fiestas. Entre las opciones para compensar la semana festiva de San Pascual estarían alargar la semana de vacaciones de Semana Santa y Pascua, acabar antes el curso escolar o compensar con días sueltos, según se barajó en el encuentro entre el primer edil y los responsables de los centros docentes.


close






¡Desayuna con nosotros!

Empieza cada día con las noticias más importantes

¡Prometemos no enviar spam! Puedes echar un ojo a nuestra política de privacidad para más información.

- Advertisement -