Un nuevo vino recupera la actividad vitícola tradicional en el Valle de Guadalest

'Masos' nace con etiqueta DO Alicante y es la primera marca de la familia Vidal Balaguer que también presneta hoy un hotel enfocado al enoturismo

La Denominación de Origen de Alicante cuenta desde este martes, 13 de diciembre, con una nueva etiqueta. Se trata de “Masos”, una apuesta de la familia Vidal Balaguer, que supone además recuperar las plantaciones como motor económico y agrícola en el Valle de Guadalest. La elaboración de este nuevo caldo alicantino cuanta también con la particularidad de respetar el paisaje de hace 800 años e impulsar no sólo la actividad económica de la zona, sino también la turística, al crear decenas de puestos de trabajo también en un hotel de 5 estrellas que se inaugurará próximamente. 

‘Masos’ será mucho más que una bodega, indican sus impulsores. “Será un nuevo modelo de turismo en la zona de Guadalest”. ‘Mas de la Mona’ se convertirá también en un hotel de 5 estrellas con 24 habitaciones, contará con un restaurante y estará diseñado por la interiorista Alejandra Pombo. En 2024 continuarán con la reconversión en hotel de ‘Mas del Molí’, otra de las masías que componen el proyecto. 

Esta reactivación gastronómica-hotelera creará alrededor de 30 puestos de trabajo entre bodega y almazara; y 40 más para el proyecto turístico.

La actividad vitícola en el Valle de Guadalest quedó mermada a principios del siglo XX, como ocurriría también en otras zonas de la provincia como la huerta de l’Alacantí. Una plaga que en 1902 supuso la pérdida de más del 60% de las viñas de la Comunidad Valenciana y la extinción de muchas variedades autóctonas. Una catástrofe agrícola, económica y social que provocó que muchos habitantes del Valle de Guadalest tuvieran que emigrar a Argelia, Argentina y EE.UU (Nueva York, principalmente). El deseo ahora es recuperar este modelo de actividad económica dotándolo de un complemento de oferta turística.

Bancales de piedra y labores como hace 8 siglos

Las más de 5 hectáreas de viñedos -en Mas de la Mona y Alcalá- se han plantado respetando al máximo los bancales de piedra que ya existían hace 8 siglos. La morfología del terreno y su distribución impide además la entrada de maquinaria pesada, lo que obliga a trabajar con los mismos métodos tradicionales. De estas plantaciones nacen los tintos ‘Vidal Balaguer’ y Albor de Masos, de la añada del 2020. El Chardonnay ‘Mas de la Mona’ y el Monastrell ‘Penya del Castellet’, ambos del 2021. El hilo conductor del proyecto apuesta por reactivar la viticultura de la zona con vinos de alta calidad gastronómica, sostenibles y de limitada producción. Los expertos, en una cata anterior exclusiva para profesionales, ya calificaron el vino con hasta un 94/100 para ‘Mas de la Mona’; y un 93/100 para ‘Vidal Balaguer’. 

Después de la limpieza, arado y traslado de todos los árboles (como olivos o higueras) que ocupaban los bancales, han otorgado espacio al viñedo para aprovechar al máximo su eficiencia. En las 5’6 hectáreas de Masos se han recuperado las variedades autóctonas Monastrell, Garnacha Tintorera (también conocida como Alicante Bouschet) y crecen además las foráneas Cabernet Sauvignon, Syrah, Petit Verdot y Chardonnay. Además, en febrero iniciarán el cultivo de 5 hectáreas más en Mas de Ondara. A las que se añadirán otras dos variedades más: Viognier y Tempranillo.

“La pérdida del cultivo de la vid en Guadalest fue una gran pérdida para el enoturismo, ya que el valle tiene un terroirposee cualidades excepcionales: la tierra caliza y arcillosa, su altitud de hasta 650 metros sobre el Mediterráneo, la temperatura media anual de Guadalest y la frescura de sus noches de verano hacen del vino un producto de alto valor gastronómico. Además, la altitud de su bodega en Mas de Ondara, a 750 metros, y la fachada tradicional de piedra (típica de montaña) permiten una excelente regulación de la temperatura, que es muy similar tanto en verano como en invierno”, explica Javier Velasco, sumiller internacional y director comercial de Masos. 

Autoridades, políticos, empresarios y representantes de la sociedad provincial y autonómica han acudido hoy a la presentación del proyecto, que ha incluido un recorrido por el viñedo situado en Mas de la Mona y una cata de los vinos en su bodega, Mas de Ondara, además de comprobar el estado de las obras de los futuros establecimientos gastro-turísticos. Entre ellos, el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de los Vinos de Alicante, José Juan Reus, el diputado provincial de Emergencias, Recursos Humanos y Reto Demográfico, Javier Sendra, los alcaldes de Benimantell, Guadales, Tarbena o Beniardá así como otros representantes de corporaciones locales del valle.

CatalàEspañol