Más de 1.000 voluntarios retiran 4 toneladas de residuos en ríos valencianos gracias a ‘Mans al riu’

La iniciativa intenta concienciar sobre el uso de los ríos y los humedales en 30 municipios de la Comunidad Valenciana

Llega la hora de hacer balance: un total de 1.123 voluntarios ambientales y vecinos han retirado este fin de semana hasta 4 toneladas de residuos de ríos de una treintena de municipios de la Comunitat Valenciana.

‘Mans al Riu’ es una campaña anual de limpieza de ríos que, desde 2010, organiza de manera regular la Fundación Limne y que cuenta con la implicación de Global Omnium y la Fundación Aguas de Valencia.

La actividad se ha llevado a cabo en las localidades de Alfarb, Algemesí, Almassora, Alzira, Benaguacil, Benigànim, Bétera, Borriana, Canals, Carcaixent, Carlet, Catadau, Catarroja, Elx, Gandia, Gavarda, L’Alcora, La Pobla Llarga, Llombai, Manises, Manuel, Montaverner, Navarrés, Ondara Palma de Gandia, Quart de Poblet, Sueca, Torrent y València.

La campaña ‘Mans al Riu’ pretende denunciar que “muchos tramos de río se utilizan, incomprensiblemente, como vertederos ilegales”.

Tanto es así que en el transcurso de la jornada se recogieron cientos de bolsas industriales de basura con residuos urbanos (plásticos, latas o vidrio). Al mismo tiempo, destaca la presencia de objetos más voluminosos, como neveras, sofás, neumáticos, sillas, colchones, sanitarios, restos de vehículos, material electrónico y otros objetos que no deberían estar en el cauce del río.

La estimación global de peso recogido, entre bolsas y residuos voluminosos, deja una cifra de 3.998 kilogramos retirados de los espacios fluviales. La actividad tiene un marcado carácter lúdico y didáctico y pretende mejorar los espacios fluviales, haciendo hincapié en los medios que existen para gestionar los residuos.

Resulta ilógico que hoy día se abandonan residuos a los ríos existiendo servicios de recogida, incluso puerta a puerta, y una red de ecoparques”, defienden los organizadores.

La campaña, que celebra este año su treceava edición, ha conseguido a lo largo de su trayectoria clausurar vertederos ilegales y mejorar el estado de muchas riberas. “El éxito de la campaña”, comentan los organizadores, “comienza al terminar el Mans al Riu, cuando los participantes difunden dentro de su círculo familiar o de amistades todo lo que han visto y las alternativas que existen para gestionar mejor los residuos”.

CatalàEspañol