Arranca el tercer curso escolar ‘con pandemia’ con ‘grupos estables de convivencia’ en infantil y primaria pero mayor interacción

La toma de la temperatura, la ventilación, entradas y salidas escalonadas, turnos de comedor o refuerzo de la limpieza, siguen siendo obligatorias

“Prevención, prudencia y ventilación” son las tres palabras que el conseller d’Educació Vicent Marzà más ha repetido hoy en una entrevista en la radio autonomica À Punt. Destacando además, el incremento de profesores de refuerzo en este curso escolar 2021-2022 que arranca en la mayoría de los centros de infantil y Primaria (CEIP) de la Comunitat Valenciana.

Marzà también se ha referido a la necesidad de seguir siendo muy prudentes en la aplicación de protocolos y ha reiterado la idea de que los centros escolares “han demostrado ser espacios seguros, como ya se ha visto”.

Respecto a esto, este curso, aunque seguirán algunos grupos burbuja y se tratará de mantener los grupos estables de convivencia (GEC), como novedad “en las horas del patio y siempre al aire libre, los niños podrán relacionarse con otros compañeros y compañeras de otros grupos, del mismo curso”, ha recordado.

Sigue la mascarilla y la distancia

Pese a estos ligeros cambios, hay que recordar que los puntos más importantes de protocolo anticovid de este año mantienen gran parte de las medidas implantadas el pasado curso. La toma de la temperatura, la ventilación cruzada, entradas y salidas escalonadas, turnos de comedor, refuerzo de la limpieza de aulas y espacios comunes, seguirán siendo obligatorias aunque se flexibilizarán las posibles actividades complementarias y extraescolares.

Sin embargo, tras un curso entero con mascarilla, distancia y en circunstancias atípicas tras un final telemático hace ya dos cursos, el bienestar psicológico de los menores también se ha visto afectado. Por eso, entre las novedades, el responsable autonómico de educación ha mencionado los “orientadores que tendrá cada centro para poder prestar también ayuda psicológica”.

Atención psicológica

En esta misma línea, Marzà ha abordado el tema de la prevención de comportamientos o situaciones que pueden derivar en casos más graves que requieran atención psicológica específica y ha hecho mención al impacto y el aumento de problemas de salud mental detectados desde el inicio de la pandemia en jóvenes y adolescentes.

Circunstancias que en ocasiones han llevado a intentos de suicidio. Un tema hace poco ‘tabú’ en muchos sectores pero que ahora se visibiliza incluso en el ámbito educativo estableciendo medidas de detección precoz y prevención.

CatalanSpanish