Aprobados los festivos locales que permitirán la semana laboral de cuatro días en València

Este viernes finalmente ha salido adelante incluir como festivos locales los días 17 y 24 de abril tras la votación fallida del pasado pleno en el que se ausentaron seis concejales

El pleno del Ayuntamiento de València ha aprobado finalmente esta mañana en sesión extraordinaria el calendario laboral para el año 2023, que incluye como festivos locales los días 17 de abril y el 24 de abril, tras no salir adelante la votación en el pleno de la semana pasada al no estar presentes seis concejales del gobierno municipal durante este punto. Esta ausencia provocó que los votos de la oposición, 16 en contra, frente a 11 a favor, tumbarán los festivos.

No obstante, esta vez viernes sí que ha salido adelante la aprobación de los festivos lo que permitirá poner en marcha la experiencia real de semana laboral de 32 horas durante cuatro semanas consecutivas, tal y como propuso el pasado mes de septiembre el alcalde de València, Joan Ribó. En este sentido, Ribó ha explicado que esta modificación de solo un día es “muy importante” porque permitirá observar y modificar muchos aspectos de la ciudad en materia de movilidad, economía o social.

“Bajar el número de días de trabajo y horas ha sido un hito histórico, desde la esclavitud a la jornada de 40 horas, hay muchos pasos. Esto permitirá avanzar en el análisis y la consolidación de hitos históricos en el campo de los derechos laborales y del bienestar ciudadano” en la seda d otras ciudades como Portugal, Canadá, Reino Unido o Nueva Zelanda.

Por su parte, la vicealcaldesa de València, Sandra Gómez, ha indicado que era una petición que hizo Compromís a la que “no se oponen”, pero que lo “más importante” para el PSOE es “ayudar a hacer jornadas laborales que generen y favorezcan la conciliación“. “Lo que nos preocupa a la mayoría de familias trabajadoras es hacer jornadas intensivas que nos permitan algo tan sencillo, pero tan difícil para la inmensa mayoría de madres y padres que es recoger a nuestros hijos e hijas del colegio, y que nos puedan ayudar a la verdadera conciliación personal, familiar y profesional. Es donde debemos poner todos nuestros esfuerzos” ha señalado.

La semana de cuatro días está muy bien, pero esto beneficia sobre a todo a quien lo tiene más fácil, a quién ya trabaja en horarios de mañana o quien tiene más estabilidad laboral que otro tipo de familias trabajadoras. Por lo tanto, para el PSOE lo primero siempre va a ser favorecer el empleo, la estabilidad laboral y la verdadera conciliación real entre la vida familiar y personal y la profesional” ha manifestado la también portavoz de los socialistas de València.

La oposición tilda la medida de “experimento” y que perjudicará a los comercios

El concejal de Vox Vicente Montáñez ha calificado la medida de “experimento electoralista”, y ha asegurado que sus resultados “son previsibles, y serán un impacto negativo en la productividad”. Por su parte, la concejala de Ciudadanos Amparo Picó ha reiterado sus críticas a la elección del 24 de abril como festivo por entender que no tiene ninguna tradición en la ciudad. Picó ha defendido el cambio de día de fiesta debería ir a la semana de Fallas o a la Semana Santa Marinera. Finalmente, el concejal del PP Santiago Ballester ha ratificado su voto negativo “por la falta de consenso entre todos los implicados” y ha asegurado que “los perjudicados de esta elección serán los comercios”.

Vox se ausenta en el minuto de silencio contra la violencia machista

Por otra parte, antes de iniciarse la sesión extraordinaria, todos los concejales de los grupos municipales, salvo los de Vox, han guardado un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas y las mujeres asesinadas por violencia de género en este 25N, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Y es que los dos concejales de Vox en el Ayuntamiento han decido salirse de la bancada en el Hemiciclo para no participar en el minuto de homenaje.

Tras estos hechos, la vicealcaldesa y portavoz del PSOE de València, Sandra Gómez, ha denunciado que hoy en el pleno municipal se ha vivido “una de las imágenes más vergonzosas que van a quedar en la memoria del Ayuntamiento de València” y ha recriminando a Vox que se “haya negado a participar en un minuto de silencio en memoria de estos asesinatos machistas”.

“Salir de la bancada para no recordar a todas las mujeres víctimas del terrorismo machista ha sido un acto absolutamente miserable como también lo ha sido ver cómo en ningún miembro del grupo popular ni su portavoz, María José Catalá, han querido condenar este acto”, ha advertido. En este sentido, ha acusado a la portavoz del PP de ser “cómplice del desprecio de Vox hacia las víctimas de violencia de género” y de “anteponer su alianza con la extrema derecha a la solidaridad con las víctimas y sus familiares”. “Por todas ellas y para frenar a quienes niegan la violencia machista debemos llenar las calles de València”, ha concluido. 

CatalàEspañol