Las obras del PAI de Agustín Lara en Orriols avanzan a buen ritmo

La urbanización de esta zona sumará 120 nuevas viviendas, 23 nuevas plazas de aparcamiento y la plantación de 30 nuevos árboles y vegetación

Las obras del PAI de Agustín Lara avanzan después de que en el mes de noviembre se derribara el tapón urbanístico del agujero de la vergüenza de Orriols. La urbanización de este ámbito supone la apertura de la calle de Agustín Lara hasta la avenida de la Constitución, conectando también la calle de Baeza para crear un nuevo tramo de calle, una zona verde de más de 850 metros cuadrados y dos parcelas de uso residencial. Las obras mejoran las condiciones de movilidad y accesibilidad en el entorno de estas dos calles, sumando 23 nuevas plazas de aparcamiento. Además, se plantarán más de 30 nuevos árboles y vegetación para mejorar la calidad ambiental de la zona.

Las obras del PAI de Agustín Lara abarcan una superficie total de más de 5.500 metros cuadrados donde antes había varias construcciones abandonadas y deterioradas. Después del derribo del tapón urbanístico del barrio de Orriols conocido como el agujero de la vergüenza, continúan avanzando las obras, que supondrán la creación de una nueva zona verde, la apertura de la calle de Agustín Lara hasta la avenida de la Constitución y dos parcelas de uso residencial.

Desde hace varios días, ya es visible la huella de la prolongación de la calle de Agustín Lara y su conexión con la calle de Baeza, que antes estaba bloqueada por un muro. La calle de Baeza, ahora que se ha eliminado la parte posterior de los edificios que ocupaban este tramo, ve regularizada su alineación y tendrá a partir de ahora una nueva acera. La prolongación de Agustín Lara conecta además con la avenida Constitución, que recupera su alineación y a partir de ahora tendrá una acera de diez metros de ancho que incluirá nuevo mobiliario urbano y arbolado. En total, las obras de reurbanización aumentarán la superficie de aparcamiento en veintitrés nuevas plazas para el uso de los vecinos y vecinas.

En cuanto a la renaturalización de esta zona, los nuevos tramos de calle contarán con veintiún nuevos árboles de las especies almez, naranjo y ciruelo rojo. La nueva zona verde de más de 850 metros cuadrados, cuya parcela ya es visible después ahora que se ha acopiado la tierra vegetal en la que crecerá la nueva vegetación, incluirá diez jacarandas, árboles de almez, naranjos y ciruelos rojos. A estos se sumarán los dos olivos y la palmera existentes, que se han salvado, y que se plantarán en el nuevo jardín.

Por último, ya son visibles también las dos parcelas edificables en las que se construirán dos bloques de edificios de siete alturas, completando así las manzanas existentes y ocultando sus medianeras. Estos edificios podrán albergar unas 120 nuevas viviendas.

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez, ha afirmado que “con estas obras cumplimos una reivindicación histórica de los vecinos y vecinas de Orriols después de vivir un momento muy emocionante junto a todos ellos con la caída del agujero de la vergüenza. Dentro de poco podremos caminar por el nuevo tramo que conecta la calle de Agustín Lara con la avenida de la Constitución y acceder cómodamente a su centro de salud”.

CatalàEspañol