El caso Azud protagoniza la sesión de control a Puig

La oposición arremete contra el president de la Generalitat por la trama que investiga una presunta financiación ilegal del PSPV, y el Botànic le recuerda sus casos de corrupción al PP

La trama Azud, que investiga presuntas ‘mordidas’ y golpea de lleno a algunos cargos del Partido Popular y del PSPV-PSOE, ha sido la protagonista de la primera sesión de control de este año en Les Corts, especialmente, poniendo como foco del debate una presunta implicación del president de la Generalitat, Ximo Puig. Una sesión marcada claramente por la tensión electoral a escasos meses de las municipales y autonómicas, y llena de acusaciones y reproches entre la oposición y el Botànic, volviendo así a la política del “y tú más”.

En este sentido, la síndica del PPCV, María José Catalá, ha comenzado la sesión de control preguntando directamente a Puig si él es “el jefe” de la trama, en relación a los informes de la UCO en los que se apuntaba a posibles negociaciones entre el exresponsable de las finanzas del PSPV, Pepe Cataluña, con miembros del Consell, así como a la presencia de un “jefe” en la trama. De hecho, Catalá ha asegurado que Puig está “noqueado” por el caso Azud y que “debe dar explicaciones por dignidad y asumir responsabilidades políticas”.

“Venían ustedes a levantar la hipoteca reputacional, pero habrá que ver qué hipotecas tiene usted con algunas empresas que supuestamente financiaron su congreso y su partido” ha precisado Catalá, que también ha lamentado que los socialistas han “tratado y machacado la memoria de Rita Barberá”, pero que el PP “nunca lo hará con la memoria de Carmen Alborch, aunque se podría hablar financiación de sus campañas”. “Hay una decencia y unos límites. Nosotros no jugamos en el barro como ustedes” ha precisado.

La síndica del PP, Maria José Catalá, en Les Corts |PPCV

Por contra, el jefe del Consell ha invitado a Catalá a “si tiene alguna duda del levantamiento de la hipoteca reputacional que vea por televisión quiénes pasan en los últimos días por los tribunales, y alguno que sale en la televisión y dice cosas muy interesantes”. “Si quiere saber el que pasa en el caso Azud, pregunte a la asesora que nombró usted en el Ayuntamiento -sobrina de la exalcaldesa Rita Barberá-” ha asegurado.

Las camisetas vuelven a Les Corts

Durante la sesión de control también se han podido ver desde fotos a camisetas, como la que ha mostrado el diputado del PP, Miguel Barrachina, en la que se podía leer la frase ‘Ximo Puig. D’ara endavant’. Una camiseta que sirvió como merchandaising en la campaña de Ximo Puig a las primaras del PSPV en 2008, en la que se impuso Jorge Alarte, ahora director general de la Generalitat, y que está en el punto de mira porque presuntamente pudieron estar financiadas por la trama Azud. “Una empresa de agua le pagó una precampaña” ha asegurado el diputado del PP.

En la bronca política, también han entrado la consellera de Transportes, Rebeca Torró, y la vicepresidenta del Consell, Aitana Mas, que han respondido a Barrachina y han criticado el “cinismo” del Partido Popular al recordarle que tiene un ‘expresident’ condenado y dos inmersos en procesos judiciales. En este sentido, Mas ha puesto en valor la llegada del Botànic y la “ruptura del bipartidismo” que permitió una mayor transparencia como publicar facturas o las reuniones de los miembros del Consell: “hemos dejado atrás un pasado en el que parece que ustedes están atrapados”.

Igualmente, la recién estrenada síndica de Ciudadanos (CS), Mamen Peris, ha vuelto a exigir la puesta en marcha en Les Corts de la comisión de investigación sobre el caso Azud aprobada hace más de un año y ha remarcado que su partido tiene “tolerancia cero con la corrupción”. También ha preguntado al jefe del Consell que “en qué momento ha dejado de penalizar la corrupción”, en relación con los casos Gürtel, Azud o Taula, que se están juzgado en la actualidad.

La portavoz de Vox, Ana Vega, también ha arremetido contra el jefe del Consell y ha señalado con ironía que “X.Puig, puede ser usted, o aférrese a eso de que podría ser cualquiera como aquél M. Rajoy de los papeles de Bárcenas”. “Por lo que vemos las X persiguen a los socialistas: primero, mister X de los GAL, luego las X de los bares de lucecitas en los que se gastaban el dinero en Andalucía y ahora X. Puig en el caso Azud” ha manifestado Vega, que ha concluido con “Ximo, sé fuerte”.

CatalàEspañol