Homenaje de la capital de la Plana a la Mare de Déu del Lledó para celebrar sus 100 años como patrona

La alcaldesa destaca el orgullo por la identidad, la cultura y los símbolos de la ciudad en el acto central del centenario del patronazgo

Con fervor, emoción de los devotos y expectación de vecinos y organizadores pendientes de que todo saliera bien, Castelló ha celebrado hoy el acto central de la conmemoración del centenario del patronazgo de la Mare de Déu del Lledó.

La jornada ha comenzado con el traslado de la Verge del Lledó en carruaje desde la Basílica del Lledó hasta la Capilla de la Sangre y, desde ahí, hasta la plaza Mayor, donde ha hecho entrada a las doce del mediodía.

En medio de algunas sutiles dudas de protocolo al tratarse de un acto con autoridades eclesiásticas, civiles y una entidad organizadora, la recepción de la imagen de la patrona ha centrado todas las miradas.

Acompañada por el Perot, Antonio Gil; el prior de Lledó, Joaquín Guillamón; y la concejala de Ermitas, Pilar Escuder, la Verge del Lledó ha sido escoltada durante los últimos metros de su recorrido por miembros de la Real Cofradía de Nuestra Señora del Lledó, que ha organizado el programa de actos de esta semana junto con el Ayuntamiento.

La alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, junto a otros miembros de la corporación municipal, ha recibido a la comitiva y a la patrona de la ciudad junto a la Concatedral de Santa María, mientras sonaba el volteo general de campanas.

Seguidamente, se ha celebrado en la escalinata de la Concatedral el acto de pleitesía con la lectura del rescripto papal de Pío XI que proclamó a la patrona un 8 de noviembre de 1922, realizada a cargo del presidente de la cofradía, Elías Villarroig. “Estamos hoy en esta plaza Mayor dando la bienvenida a la nostra mareta, la Mare de Déu del Lledó. La recibimos con los brazos abiertos. Nos sentimos orgullosos de nuestra identidad, de nuestra cultura y de nuestros símbolos”, ha expresado la alcaldesa durante su intervención. 

A continuación, tras las palabras del obispo de la diócesis Segorbe-Castelló, Casimiro López, ha tenido lugar la entrada de la Mare de Déu del Lledó a hombros en la Concatedral de Santa María, momento en el que se han disparado cien carcasas conmemorativas y se ha celebrado el Magnificat.

El programa ha continuado por la tarde con una misa solemne en la Basílica del Lledó a las 19.00 horas.

El viernes 11 de noviembre se hará El Misteri de Castelló en la Concatedral de Santa María, a las 22.00 horas; y el sábado 12 de noviembre, el Ball perdut en la plaza Mayor, a las 18.00 horas.

El domingo 13 cerrarán la programación la misa pontifical de las 11.00 horas en la explanada de la Basílica del Lledó; y el concierto extraordinario en la Concatedral de Santa María, a las 21.00 horas.

CatalàEspañol