Ciudadanos dinamita el gobierno de Rocafort

Dos concejales de la formación naranja han abandonado el equipo municipal y dejan al PP gobernando en minoría con el único apoyo de Vox

Ciudadanos Rocafort ha roto la coalición de gobierno junto a PP y Vox. El exalcalde y edil Guillermo José Gimeno y la concejal Rosario Marco han anunciado este lunes que abandonan el gobierno del Ayuntamiento de Rocafort y renuncian a sus cargos porque “es imposible seguir trabajando ante la desconfianza y la falta de transparencia del alcalde”.

Así lo han explicado en un comunicado compartido por la formación naranja donde lamentan “no poder acabar la legislatura en el gobierno dado el esfuerzo, tiempo y trabajo de nuestros concejales en sacar adelante proyectos de mejora para Rocafort durante estos 2 años y medio”.

Según han indicado los dos ediles, el detonante de esta situación ha sido el pleno del pasado 25 de enero cuando conocieron que el alcalde de la localidad, Agustín Aliaga, había redactado la destitución y retirada de algunas de las competencias a estos dos concejales por “deslealtad y falta de confianza”, exactamente la des de Urbanismo y Seguridad Ciudadana.

Aunque finalmente Aliaga no las firmó, durante el pleno el concejal de Ciudadanos pidió explicaciones al alcalde por “intentar” retirarles sus responsabilidades, sin embargo estas parece que no han convencido del todo a los ediles que en su comunicado las han tachado de “inverosímiles” y han provocado su renuncia.

“A pesar de las dificultades, se ha seguido luchando por mantener el pacto. No obstante, actuaciones como esta última imposibilitan la vigencia del mismo” manifiestan desde Ciudadanos, y señalan que a partir de ahora desde la oposición “seguirán trabajando por los intereses de Rocafort y de todos sus vecinos y vecinas”.

Tras esta decisión, el Partido Popular se quedará al frente del gobierno municipal, pero deberá gobernar en minoría con el único apoyo del concejal de Vox. Aunque entre las dos formaciones (PP y Vox) tan solo suman 5 concejales, frente a los seis que suma la bancada de la izquierda del Ayuntamiento, 5 del PSPV-PSOE y uno de Guanyem Rocafort, por lo que no se descarta una posible moción de censura.

Discrepancias previas

Hasta la fecha el PP, Ciudadanos y Vox habían formado una coalición del gobierno con el pacto de dividir la legislatura en dos etapas, primero para la formación naranja y los dos años restantes para los populares. Sin embargo, en la primera mitad de la legislatura ya hubieron discrepancias internas por las competencias de Urbanismo.

El entonces alcalde de Rocafort, Guillermo José Gimeno (Cs), destituyó a la concejal del PP, Susana Martínez, responsable de Urbanismo, porque aseguraba que “no estaba preparada para el cargo” y “había perdido la confianza”. A esto se sumó, la dimisión de Gimeno y destitución previamente de todos los concejales del PP y Vox antes del cambió de alcaldía.

Además, una las últimas crisis de gobierno se desató por la celebración de los actos navideños, concretamente la Cabalgata de Reyes. Desde Cs se pedía cancelar el acto ante el aumento de los contagios y la rapidez de propagación de Omicron, mientras que desde el PP, responsable de la concejalía de Fiestas, se respaldaba esta celebración siguiendo con todas las medidas de seguridad.

Un sinfín de desavenencias en el seno del equipo municipal que han acabado con la ruptura definitiva del gobierno de Rocafort.

ValenciàEspañol