Comienza el derribo de las naves de Zaidia a pesar de que la empresa carece de licencia

La semana pasada el Pleno del Ayuntamiento de València aprobó la paralización de la demolición por una moción presentada en un primer momento por el Partido Popular

Esta mañana los vecinos de Sant Antoni-Zaidia han observado con sorpresa e indignación de que la empresa propietaria de las naves Zaidia, en la calle Guala, ha comenzado el derribo del inmueble donde quieren construir el macro-hotel de 575 habitaciones.

Cabe recordar que la empresa carece de licencia, como ya anunciaron la semana pasada el alcalde de València, Joan Ribó y la vicealcaldesa y concejala de Desarrollo Urbano, Sandra Gómez.

Además, el Pleno del Consistorio aprobó una moción de urgencia por la que se ordenaba la paralización de la demolición de las naves industriales, a raíz de una petición del Partido Popular

El Pleno instó “a que se inicien los trámites correspondientes para proceder a modificar la calificación urbanística de la parcela, haciendo posible la implantación en la misma de aquellas dotaciones públicas necesitadas en el barrio”.

Al conocerse los hechos, la Policía Local de València se ha personado inmediatamente en el lugar para comprobar si los trabajos se están realizando sin carecer de licencia.

Los agentes han puesto una propuesta de sanción a la empresa y se han iniciado las diligencias de prevención.

El Ayuntamiento estudia acciones legales ante el derribo parcial no autorizado

El Ayuntamiento de València estudiará las acciones legales pertinentes después de que la propiedad de las naves de la calle Guatla 3, en el barrio de la Saïdia, haya derribado parcialmente los inmuebles, una acción no autorizada por la corporación municipal, tal como se comunicó a los promotores el pasado 22 de diciembre.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha calificado los hechos como “graves” y ha anunciado “posibles sanciones a la empresa”.

Por otro lado, en la reunión mantenida con la propiedad, Ribó le ha trasladado “la voluntad del Ayuntamiento de destinar este espacio a equipamientos públicos para el vecindario del barrio”.

Además, el máximo responsable de la ciudad ha manifestado “la disposición del Ayuntamiento de comenzar un proceso de negociación, como no puede ser de otra manera, que garantice los derechos de la promotora, pero también y, sobre todo, defendiendo la voluntad y los derechos del vecindario del barrio”.

El máximo responsable de la ciudad ha mostrado su “sorpresa” ante la acción que se ha producido esta mañana en el barrio de la Saïdia. “En el momento de conocer los hechos, los hemos comunicado a la Policía Local de València, que ha parado estos trabajos no autorizados”.

También se ha acudido, el concejal del Partido Popular, Carlos Mundina, que ha asegurado que “el PP pedido hoy al gobierno de Ribó y PSOE que frene el inicio del derribo de las naves del distrito de Saïdia que permitirá levantar un macro hotel de 500 habitaciones en el patio de manzanas en el barrio de San Antonio. Existe una orden de paralización del derribo, pero hoy han comenzado los trabajos de demolición de las naves”.

El PP ha podido saber que ·el gobierno de Ribó y PSOE notificó la orden de paralización de la declaración responsable que recogía el derribo el día 22, pero la empresa promotora del hotel ha aprovechado que tiene diez días hábiles para poder abrir la notificación. Por ello, el PP ha pedido que se le comunique en la misma obra lo que permitiría frenar el derribo”. 

Mundina, tras reunirse con los vecinos afectados del barrio ha exigido al alcalde y PSOE “lo de hoy ha sido una tomadura de pelo del alcalde Ribó y sus socios el PSOE a los vecinos.  Por ello pedimos que se tomen medidas urgentes para evitar que prosiga el derribo de las naves y que se inicie un expediente sancionador si se ha realizado el derribo sin los permisos”. 

Mundina ha pedido que “en lugar de demoler estas naves para construir un macro complejo, se podrían rehabilitar, proteger los restos actuales y destinarla a dotaciones sociales, culturales y sanitarias que son necesarias en el barrio”.

CatalàEspañol