La crisis del PP vuelve a abrir la puerta a un adelanto electoral en la Comunitat Valenciana

Ximo Puig podría aprovechar la fragmentación y debilitación actual de los populares para adelantar las elecciones

La devastadora guerra interna que se ha desatado en el seno del Partido Popular madrileño, entre Pablo Casado y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha salpicado a todas las regiones, incluida la valenciana. La situación para el líder del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, parece que se complica por momentos y llega en el peor posible cuando todavía no está rearmada la formación completamente.

Aunque todavía no hay claros ganadores y vecinos, Mazón, en un primer momento se “mojó” y tomó partido por el bando de su amigo y presidente del Partido Popular, Pablo Casado, así como por el del número dos, Teodoro García Egea. En su cuenta personal de Twitter, aseguró que Casado era una persona “integra” y que “quiere lo mejor para España”, un mensaje de apoyo que también se pudo ver en el resto de populares valencianos.

Cabe recordar que el también presidente de la Diputación de Alicante fue empujado y designado por la cúpula de Génova para relanzar la imagen del PP en la Comunitat tras años de desgaste.

Sin embargo, este férreo apoyo a Casado no fue aceptado por una gran mayoría de militantes ni tampoco por su propia cuenta de fans Mazoners, que calificaron de “error” este respaldo. Quizás por ello, en la rueda de prensa convocada por Mazón en la tarde del viernes, evitó tirar más leña a la hoguera de los populares y prefirió no posicionarse abiertamente, aunque aseguró que confiaba en la “capacidad de Casado para resolver esta situación”.

Captura pantalla de la cuenta Mazoners | Twitter

Esta fragmentación y debilidad que están mostrando los populares ha encendido todas las alarmas en el despacho del Palau de la Generalitat. El president de la Generalitat, Ximo Puig, podría aprovechar la situación tan complicada que atraviesa el partido de la gaviota para adelantar las elecciones en la Comunitat Valenciana.

Las últimas encuestas publicadas apuntaban a casi un empate entre el bloque de la izquierda, con una posible caída de votos para Compromís, y el bloque de la derecha con la suma de PP y Vox, un escenario bastante desfavorable para reeditar el pacto del Botànic.

Por ello, tras las elecciones de Castilla y León, donde Vox incrementó considerablemente sus apoyos pasando de 1 a 13 procuradores, parecía que el jefe del Consell haría todo lo posible para retrasar la fecha de los comicios valencianos. “No tiene ninguna motivación celebrar unas elecciones si no se juega simplemente al partidismo” aseguraba Puig ante los medios.

Sin embargo, la sombra de la corrupción y el espionaje vuelve a aparecer en el Partido Popular, un claro guiño a los años pasados de la formación en la Comunitat, es decir, una gran arma electoral para el bando de PSPV y Compromís. Todo está abierto en esta guerra, que a cada minuto se le suma un nuevo relato.

ValenciàEspañol