La cruz del Ribalta se vuelve a preparar para su traslado este miércoles

Hoy se ha acotado la zona para que mañana se pueda retirar el monumento y transportarlo a su nuevo destino según está previsto

Si nada lo vuelve a impedir, está previsto que la Cruz del Ribalta se traslade, por fin este miércoles 4 de enero a su nuevo destino. De hecho, este martes a primera hora operarios de la empresa concesionaria comenzaban a acondicionar el espacio para ejecutar unos trabajos cuyo riesgo principal, como ya se advierte y se contempla en los pliegos es que el monumento pueda fracturarse debido a su deteriorado estado.

Una circunstancia contemplada y para la que se ha pedido y se ha revisado la solvencia técnica de la firma adjudicataria en este tipo de trabajos, pero que no deja de ser una posibilidad.

Así, tal como ha informado el consistorio, está previsto que los trabajos de retirada y traslado se lleven a cabo a lo largo de mañana miércoles.

El concejal de Obras y Proyectos Urbanos, José Luis López, ha recalcado que con esta actuación “se da cumplimiento a las leyes en materia de memoria democrática y se recuperará un espacio ahora ocupado por el monumento en esta parte del jardín del parque Ribalta, integrándolo así en el Bien de Interés Cultural”. López ha recordado que el proyecto contempla recuperar este espacio, adaptándolo al diseño y configuración anterior en base a los planos del año 1926.

Por su parte, la concejala de Memoria Democrática, Verònica Ruiz, ha destacado que “por fin comienzan hoy las obras que verdaderamente harán que se retire el monumento de exaltación al franquismo de la vía pública, después de varios procedimientos judiciales, incluso alguna querella y tres licitaciones, cumpliendo así la Ley de Memoria Democrática y la Ley de Memoria Histórica valenciana”.

Los detalles del proyecto

El proyecto global cuenta con un plazo de ejecución de seis semanas y un presupuesto de 58.900 euros, más IVA. Está previsto que mañana miércoles se proceda a los trabajos de retirada y traslado de la cruz del monumento, que se desarrollarán a lo largo del día y que consistirán en el previo entablillado y sujeción de la estructura, corte del fuste por la base, levantamiento y transporte hasta su colocación en la ubicación escogida por el obispado de la Diócesis de Segorbe-Castellón, al que ha sido cedida la cruz.

Tras esta fase, los trabajos proseguirán con el resto de actuaciones para llevar a término la recuperación de esta zona del parque. Cabe recordar que el proyecto prevé que se recupere el jardín en el estado inicial previo a la colocación del citado monumento. Ello incluye la remodelación de los andenes y de los macizos ajardinados.

Los trabajos consistirán en el movimiento de tierras que comprende la eliminación del pavimento existente y la base del mismo hasta llegar a terreno natural a fin de poder conectar el jardín nuevo con el suelo del jardín.

A continuación se procederá a las intervenciones en materia de albañilería y riego, con la colocación del bordillo, adoquinados, pavimentos varios y bancos; y la implantación de los mecanismos necesarios para realizar el riego, con conexión al sector de riego existente. En último término se harán los trabajos de jardinería, mediante los que se actuará sobre el terreno con el aporte o estructuración de suelos para plantar diversas especies. En este sentido, se plantarán árboles, arbustivas y tapizantes con el criterio de su existencia previa o histórica en el parque.

CatalàEspañol