El jurado declara culpables de asesinato a los padres de los niños de Godella

Los acusados se enfrentan a 50 años de prisión y 25 de internamiento médico, respectivamente, por el doble infanticidio.

Un jurado popular ha declarado culpables de asesinato al padre y a la madre de los niños de Godella.

Los nueve miembros consideran, por unanimidad, que María G. causó la muerte de los niños y, por mayoría de ocho a uno, que Gabriel C. actuó de igual forma en el doble infanticidio.

No obstante, todos ellos creen que en el momento de cometer los hechos la acusada padecía una esquizofrenia de tipo paranoide, en fase de brote agudo, que anulaba completamente las bases psicológicas de su imputabilidad y no era consciente de lo que hacía.

El portavoz de los nueve miembros del jurado ha leído el veredicto este jueves a primera hora de la tarde en una audiencia pública en la Ciudad de la Justicia de València, en presencia de las partes y los acusados del asesinato.
 
Amiel e Ixchel, de tres años y medio y seis meses, murieron tras recibir multitud de golpes durante la madrugada del 13 al 14 de marzo de 2019 y fueron enterrados en el jardín de la casa de campo que la familia ocupaba ilegalmente en Godella.

La Fiscalía pide para el procesado 50 años de cárcel con la agravante de parentesco, 25 por cada crimen, con un máximo de 40 años de cumplimiento. Para la acusada solicita 25 años de internamiento médico, algo que su defensa considera excesivo, puesto que cree que María puede rehabilitarse en un periodo muy inferior.

Asimismo, el Ministerio Público exige que los procesados indemnicen tanto a los abuelos paternos como los maternos con 300.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

CatalanSpanish