El director de la Agencia Valenciana Antifraude cree que es un ‘retroceso’ reformar la malversación

Joan Llinares asegura que estas modificaciones serían 'muy negativas' y 'facilitaría vías de escape' a los corruptos

El director de la Agencia Valenciana Antifraude (AVA), Joan Llinares, se ha mostrado este lunes contrario a la reforma de delito de malversación que propone el Gobierno de España al considerar que supondría un “retroceso en la lucha contra la corrupción“, ya que llevaría a “facilitar vías de escape” a los corruptos. “Espero que no prospere esta modificación porque sería muy negativa” ha manifestado.

Así se ha pronunciado Llinares durante la presentación de la primera encuesta de Percepción de la Corrupción en España y en la Comunitat Valencia, al ser preguntado por el cambio que propone el gobierno de rebajar la pena a cuatro años si no hay lucro, donde también ha asegurado esta reforma “añade mayor dificultad para poder demostrar si hay enriquecimiento o no, podría quedar archivado o absuelto sin más”.

“Al generar un tipo reducido de malversación diferenciando si hay ánimo de lucro o no, se puede estar perdiendo de vista el delito y el bien jurídico que se ha de proteger como es el erario público y el patrimonio. Quien lo administra mal o de forma desleal está incurriendo en un delito” ha asegurado Llinares, que también ha explicado que el lucro puede no recibirse al tomar las decisiones, sino más tarde en forma de puertas giratorias.

No obstante, el director de la Agencia si que ha se ha mostrado partidario de añadir el delito de enriquecimiento ilícito al Código Penal, que también plantea el Gobierno, porque según ha explicado Llinares antes si una persona la pillaban con cuatro millones de euros y no explicaba su procedencia no era un delito, mientras que si avanza incorporación si que habría de justificar de dónde viene el dinero.

Por su parte, el catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Murcia, Fernando Jíménez, ha explicado que en la encuesta sobre corrupción se ha evidenciado que en escenarios parecidos donde el lucro era para campañas electorales, mantenimiento de partidos o asociaciones, la sociedad española y valenciana considera que todo ello es corrupción independientemente de quien sea el beneficiario.

Puig a favor de la rebaja pero sin beneficiar a los corruptos

Por otro lado, el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, en declaraciones a los medios ha señalado que es una cuestión “compleja que hay que abordar con toda su plenitud”, pero que en términos políticos se posiciona “a favor” de que no se rebajan las penas aquellos que “traicionan la voluntad de aquellos que han decidido que les representen”. “Los corruptos no se pueden ver mejorados por esta situación y parece que eso esta garantizado” ha asegurado el jefe del Consell.

CatalàEspañol