Un ‘economato’ gratuito para los refugiados ucranianos en Llíria

El centro de ayuda humanitaria está impulsado por la colaboración de la fundación Juntos por la Vida y el Grupo Sanz.

El mayor centro de ayuda humanitaria para los refugiados ucranianos de la Comunitat Valenciana se ha abierto este jueves en Llíria, según asegura su impulsor el empresario valenciano Juan Manuel Baixauli, que lidera el proyecto en apoyo con la Fundación Juntos Por la Vida, y con la colaboración empresarial del Grupo Sanz. El almacén de ayuda persigue aprovisionar al refugiado que llega a València de lo esencial durante un tiempo en una especie de “economato” gratuito.

Dispone en este momento de más de 50 toneladas de material de ayuda humanitaria: ropa, comida no perecedera, pañales, productos para infancia, productos de higiene personal, etc. procedentes de donaciones principalmente de empresas y organizaciones de todo tipo. Según han explicado en la presentación de este proyecto, la ayuda la podrán recoger los refugiados que han llegado a distintas poblaciones de la Comunitat, y tengan necesidades de emergencia, y se indentifiquen como desplazados ucranianos.

Para ello se dispondrá de un registro con los datos de las familias que vayan a recoger la ayuda, para su identificación, datos personales, cuantas personas conviven y que tipo de ayuda necesitan. “La lista y los contactos de repatriados por parte de Juntos por la vida es esencial para comunicar con las familias y ayudarles a recoger el material” explican.

La ONG valenciana Juntos Por la Vida, dentro de su campaña de emergencia por Ucrania está trasladando en autobuses hasta la Comunitat a muchas familias ucranianas que huyen de la guerra de su país. Este traslado se organiza desde la frontera con Polonia, donde están trabajando varias personas voluntarias de la fundación valenciana y ha permitido la llegada de 1.000 personas hasta el territorio valenciano. Desde València hay trabajando otra parte del equipo que organiza el alojamiento de las personas o contacta con familiares y amigos de las personas desplazadas.

Algunas de las personas que han llegado hasta la Comunitat ya han comenzado a obtener la ayuda de este almacén de forma gratuito. Además, la organización explica que también se han hecho algunas entregas a domicilio en pisos donde hay personas ucranianas que no tienen actualmente ningún recurso. “Se está estudiando si esta acción se puede organizar adecuadamente para disponer de un sistema de reparto que pueda ayudar a aquellas personas necesitadas que no se pueden desplazar al almacén” detallan.

En principio toda la ayuda es destinada a los refugiados que llegan a la Comunitat Valenciana, aunque se están haciendo colaboraciones directas con centros sanitarios y hospitales dentro de Ucrania a los que ya se les está enviando ayuda de medicamentos y utensilios necesarios, en coordinación con los voluntarios de Juntos por la Vida que están en la frontera.

Juan Manuel Baixuali, de quien surgió la iniciativa, lidera de forma personal este proyecto, con la creación del almacén y la convocatoria de ayuda múltiples de empresas y organizaciones de la Comunitat. El Grupo Sanz ha cedido las instalaciones, y otras muchas empresas están colaborando en la recogida y envío de material para el almacén. Hasta el momento manifiestan que “no se ha recibido ninguna ayuda pública”. 

El almacén está coordinado por una persona cuya misión es organizar la recepción diaria de mercancía, y todo tipo de ayuda, así como organizar a las personas voluntarias que ordenan y clasifican la ayuda para exponerla de forma organizada. Desde la organización explican que “ este momento es necesaria comida no perecedera, pañales, productos para infancia, productos de higiene personal, y productos de limpieza y para lavado de ropa” y que Baixauli “ha lanzado una campaña haciendo un llamamiento a numerosas empresas para que envíen todo tipo de ayuda humanitaria a las instalaciones” .  

ValenciàEspañol