Felipe VI agradece en Castelló el esfuerzo de los empresarios valencianos

Puig ha reivindicado en su discurso el valor del tejido empresarial valenciano: "Hay vida más allá de Madrid y Catalunya, incluso vida inteligente"

Cuidar los sectores productivos, no aumentar la carga impositiva y cumplir las directrices europeas sin hacer cambios innecesarios así como no plantear reformas sin exhaustivos estudios previos han sido los ejes fundamentales del discurso que el presidente de la CEV, Salvador Navarro ha ofrecido hoy en Castellón en presencia de su majestad Felipe VI.

Unas palabras, las del presidente de la CEV, que también ha escuchado la ministra Reyes Maroto, responsable de Industria, Turismo y Comercio, que ha acompañado al monarca en su segunda visita a la capital de la Plana.

Este acto de la Confederación de Empresarios Valencianos que ha presidido en Rey en el Paraninf de la UJI ha querido transmitir sobre todo el valor de la “unidad” como eje fundamental del camino del sector empresarial valenciano.


De hecho, a través de varios audiovisuales se ha reconocido el esfuerzo de todas las personas implicadas desde sus puestos en los terribles meses de la pandemia. Se ha recordado a las empresas que no han podido seguir adelante y desde la CEOE, su presidente, Antonio Garamendi, también ha tenido palabras de agradecimiento para el tejido empresarial valenciano.

En un discurso defendiendo el valor de la monarquía y de la Constitución, el presidente de la CEOE ha finalizado su intervención pidiendo “lealtad” a la clase política.

Vacunas, ayudas y Plan de Resilencia


Por lo que respecta a las palabras de la ministra, Reyes Maroto, ha iniciado su discurso agradeciendo la ayuda recibida por las empresas valencianas, recordando el trabajo “para salvar vidas” con “respiradores y mascarillas”.

Maroto se ha referido a las tres prioridades de su área en estos momentos: vacunas, ayudas y planes de resilencia y de futuro.


En cuanto a la necesidad de la vacunación, la ministra ha recodado que de mantenerse que ya se ha superado el 29% de la población vacunada y de mantenerse así esta tendencia, al verano se llegará con el 70% de la población vacunada.


Respecto a las ayudas, ha hecho referencia entre otros datos económicos a que hay “112.000 trabajadores valencianos protegidos por los ERTE”. También se ha referido a las ayudas directas que ha recibido la Comunidad Valenciana.


En cuanto a la tercera prioridad, ha hablado del Plan de transformación y Resilencia enviado ya a Bruselas y lo que supondrá para el futuro.

“Más de 1000 millones de ayudas insuficientes”


El President de la Generalitat, por su parte, ha hablado del “nuevo contrato social” que hará falta para “esta nueva realidad” y de la fuerza de los valencianos para levantarse.

También se ha referido a la segunda fase de las ayudas que “mañana se aprueban”. Puig además ha hecho mención a los “más de 1.000 millones en ayudas insuficientes para el drama que están padeciendo nuestras economías”.


No obstante, quizás la frase más comentada de su discurso ha sido su referencia a Madrid y Catalunya: “Hay vida más allá de Madrid y Cataluña, incluso hay vida inteligente”, con la que el President ha tratado de poner en valor lo que supone la economía valenciana, y en concreto el sector empresarial en una comparativa con un claro acento político.


Puig ha concluído con unas palabras para Victoria Fernández, empresaria emprendedora valenciana recientemente fallecida que pedía ser “honestos, humildes y humanos” una triple H que supone un dividendo social para contribuir al bien de la sociedad.

La adaptación de los empresarios valencianos


Ha clausurado la Asamblea S.M. Felipe VI iniciando su discurso con unas breves palabras en valenciano de agradecimiento por la invitación. Con el recuerdo hace pocos años del 40 aniversario de la Confederación y la última visita a la refinería BP.


El monarca ha recordado la trayectoria de la economía valenciana y el esfuerzo realizado por las pymes y todo el sector empresarial así como la contribución en los momentos más duros. Con referencias a la crisis del 2008 y el papel en aquella crisis, el rey ha reconocido el “esfuerzo de adaptación al entorno” como “única opción para mantener los puestos de trabajo y poder y poder recuperar los ritmos de crecimiento anteriores”.

CatalanSpanish