Se inician las obras para eliminar el ‘agujero de la vergüenza’ de Orriols

Estas obras de reurbanización cuentan con un presupuesto aproximado de un millón de euros y se estima que duren seis meses

Las obras de reurbanización del PAI de Agustín Lara que eliminarán uno de los tapones urbanísticos del barrio de Orriols conocido como el “agujero de la vergüenza” han comenzado esta semana. La urbanización, a cargo de Metrovacesa como Agrupación de Interés Urbanístico, supone la apertura de la calle Agustín Lara hasta la avenida Constitución, conectando también la calle Baeza para crear un nuevo tramo de calle, una zona verde de más de 850 metros cuadrados y dos parcelas de uso residencial que albergarán dos bloques de viviendas.

La vicealcaldesa y concejala de Desarrollo y Renovación Urbana, Sandra Gómez, ha visitado esta mañana las obras y ha explicado que “suponen una mejora de las condiciones de seguridad para dar salida a estas dos calles, mejorando la circulación y movilidad de este ámbito. Los vecinos y vecinas de la calle Agustín Lara y la calle Baeza no tendrán que dar el rodeo actual de casi 400 metros para llegar al centro de salud y contarán con una nueva zona verde que mejorará la calidad ambiental de la zona”.

“Hoy es un día histórico para el barrio de Orriols, pero también para la ciudad de València ya que vamos a desatascar uno de los históricos tapones urbanísticos que ha sufrido y ha lastrado el barrio de Orriols y la ciudad de València que es el famoso ‘agujero de la vergüenza’ porque generaba un espacio de degradación de inaccesibilidad de inseguridad para todos sus vecinos y vecinas”, ha manifestado Gómez.

La vicealcaldesa ha explicado que se ha podido solucionar este tapón urbanístico desatascando el PAI de Agustín Lara, “donde, tras mucho esfuerzo y trabajo durante estos últimos años hemos conseguido llegar a un acuerdo entre todos los propietarios de la Agrupación de Interés Urbanístico que nos posibilita desarrollar todas las obras de mejora del entorno en los próximos seis meses y que tienen un coste aproximado de un millón de euros en concepto de cargas urbanísticas”.

Nueva zona verde de más de 850 m2

El proyecto abarca una superficie total de más de 5.500 metros cuadrados en un espacio en el que hasta ahora había distintas construcciones abandonadas y deterioradas. En total afecta a doce parcelas con construcciones fuera de ordenación que a día de hoy suponen un tapón urbanístico y que generan estrechamientos en las aceras de la avenida Constitución y en la calle Baeza. Además, una de estas propiedades impide desde hace décadas comunicar la calle Agustín Lara con la calle Baeza.

La apertura de la calle Agustín Lara permitirá dotar al barrio de una zona verde de más de 850 metros cuadrados y dos parcelas de uso residencial de 1000 y 1700 metros cuadrados respectivamente. En estas dos parcelas edificables se levantarán dos bloques de viviendas de siete alturas, completando así las manzanas ya existentes. Estos edificios podrán albergar unas 120 nuevas viviendas.

En la avenida Constitución, se recupera la alineación del resto de la avenida, ampliando así la acera, en la que podrá plantarse arbolado y colocar mobiliario urbano. Por otro lado, en la calle Baeza, al eliminar la parte trasera de estos edificios, se regulariza la alineación de la calle, se construye una nueva acera, y se ganan nuevos espacios de aparcamiento.

Las obras, que eliminarán este tapón urbanístico y un espacio degradado, cuentan con un presupuesto de aproximadamente 900.000 euros y se estima que duren unos seis meses.

“Con estas obras cumplimos una reivindicación histórica de los vecinos y vecinas del barrio y facilitamos la conexión de Orriols con Torrefiel y con el centro de salud. Además, el barrio contará con una nueva zona verde que mejorará la calidad ambiental de la zona, se crean nuevas plazas de aparcamiento y en el futuro esta apertura conectará la nueva supermanzana de Orriols con el barrio de Torrefiel” ha concluído Gómez.

ValenciàEspañol