La sanción a las gaiatas por las carpas de Magdalena podría poner en riesgo futuras ayudas

El ayuntamiento no ha aceptado ninguno de los recursos presentados por las entidades afectadas a las que se les ha impuesto la sanción máxima de 750 euros

Tras la negativa del ayuntamiento de Castelló a aceptar el recurso contra la propuesta de sanción a las gaiatas cuyas carpas se anclaron al suelo, los entes afectados volverán a recurrir.

Es decir que las siete gaiatas y la Germandat dels Cavallers de la Conquesta, insistirán para que el consistorio acepte sus alegaciones a una sanción que ya se ha establecido con el máximo permitido de 750 euros. Así lo ha explicado a Actualitat Valenciana, el presidente de la Gestora de Gaiatas, Esteban Gual.

Respecto a si esta situación de tener pendiente el pago de una sanción podría afectar o no a las posibles subvenciones que reciben los entes festeros, pese a que es cierto que en caso de negarse rotundamente a pagar esto sería incompatible con la percepción de ayudas por parte de la misma administración, el presidente de la gestora ha matizado que al volver a recurrir, “y por tanto estar en proceso de resolución” si que se puede optar.

No obstante, a nadie se le escapa el malestar que generó esta medida, más aún en el seno de unas fiestas atípicas en que una gran parte del món fester ya mostró desacuerdos por muchas de las decisiones que se tomaron a nivel municipal.

De hecho, cabe recordar que el orígen de esta sanción que se volverá a recurrir radica en el incumplimiento de una medida, que algunos expertos técnicos tampoco acababan de entender. Y es que los anclajes con las que se sujetaron las carpas al suelo no estaban permitidos y se pedía que en aquellas que estuvieran encima de una plaza, lo hicieran con contrapesos y no con perforaciones. Una medida que, en las alegaciones se mantiene, podría resultar incluso peligrosa dado que la mayoría de esas plazas, bajo tiene parquings y sin un estudio adecuado los contrapesos podrían incluso generar un riesgo.

ValenciàEspañol