¿Tendría que pagar Madrid un impuesto para compensar a los valencianos?

Ximo Puig propone un mecanismo fiscal para que las rentas más altas de Madrid repartan con todos "su plus de riqueza"

El ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha pedido esta mañana que Madrid “compense al resto del país” por su “procès invisible” y las consecuencias de su comportamiento y decisiones que asegura “están fracturando España”. Por ello, el jefe del Consell ha solicitado una armonización fiscal que limite “el efecto capitalidad” y crear una nueva herramienta fiscal para las rentas altas de la capital.  

Así lo ha anunciado en los Desayunos Informativos de Europa Press celebrados esta mañana en Madrid, donde el ‘president’ también ha exigido que se descentralicen los organismos estatales como el Senado o Puertos del Estado –que también solicitó ayer el presidente de les Corts, Enric Morera– porque “España necesita más motores”.  

Puig también ha abierto la puerta a que la Fiesta Nacional de España se celebre cada año en una ciudad distinta y sea itinerante para “coser este país” y porque la ley regula que esta fiesta habla de “pluralidad cultural y política”. 

El líder socialista valenciano también quiere solicitar al Comité de Expertos la creación de un “impuesto” para que los “más beneficiados” por el sustento público estatal y “la economía de aglomeraciones” compartan “su riqueza” con el resto de territorios.

Asimismo, Puig ha detallado que las rentas altas de Madrid “gracias a la capitalidad y al dumping fiscal” tienen una rebaja de 4.453 millones de euros y esto en palabras del ‘president’ supone “una competencia desleal” en la recaudación de los impuestos. El barón socialista ha añadido “si hay privilegio, deber haber una contraprestación con el objetivo de conseguir una España más justa”. 

También ha criticado que “no es fruto de una mano invisible” que Madrid esté hoy 36 puntos por encima de la media en PIB per cápita” sino que es consecuencia “de muchas décadas de inversión privilegiada en infraestructuras, la ubicación de centros de decisión que atraen empresas y generan redes influencia, y la alta concentración de organismos públicos”. “Pero ahora toca rebajar privilegios” ha sentenciado Puig.

Reforma fiscal

A la pregunta de crear impuestos para las rentas más altas radicadas en Madrid, Puig ha indicado que “no quiere hacer invenciones rápidas e improvisar un impuesto”, pero ha especificado que lo considera “una buena opción” porque “tienen que pagar las personas con mayor rendimiento” para “armonizar la fiscalidad” y “aportar un espacio de solidaridad”.

Asimismo, ha indicado que “es buen momento” para abordar la necesidad de la reforma de la fiscalidad porque “siguen creciendo las desigualdades” y ha afirmado que “la OCDE ha dicho que hay un problema de fiscalidad en Madrid, pero hay que buscar la mejor solución”.

CatalanSpanish