Mas reafirma que sus ‘cambios’ son para fortalecer el Botànic

La dimisión del subsecretario de la conselleria de Agricultura, el número dos de Mollá, Alfons Puncel, contradice en redes sociales el mensaje de cohesión y apunta a "guerra de egos" además de señalar la ex-vicepresidenta Oltra como mano oculta

Sin alejarse del argumentario esgrimido por el portavoz de Compromís, Joan Ribó, y en coherencia también con las declaraciones de Puig, tras hacerse público el cese de Mollá, Aitana Mas, ha reiterado este miércoles, que la decisión tomada va “en favor de los valencianos y valencianas y con la finalidad de fortalecer el Botànic”.

La vicepresidenta ha asegurado en declaraciones a los medios, tras las toma de posesión de la nueva consellera, que la decisión de “hacer cambios” la ha tomado, “tras 100 días de estar en la vicepresidencia” y que todos “van en la dirección de fortalecer, unir y cohesionar aún más el Botànic”. Además ha apuntado que “en una situación de dificultades (…) para llegar a fin de més, la ciudadanía valenciana se merece un gobierno cohesionado y unido”

Sin embargo pese a que esta idea de ‘cohesión del gobierno valenciano’ es el mensaje coral que se ha esgrimido en las últimas horas para explicar, públicamente, las razones del cese de la ex-consellera Mireia Mollá, evitando referirse a las pugnas internas, la dimisión del hasta ahora subsecretario de la conselleria de Agricultura, el número dos, Alfons Puncel, abría otra perspectiva muy distinta. Apuntando no solo únicamente a fraticidios de partido por luchas de poder y “asuntos de egos” sino a actrices, por el momento relegadas de la política, manejado los hilos de lo visible.

El segundo de Mollà señala a Oltra como artífice del cese

Ha sido en un comunicado a través de redes sociales, donde el hasta ahora subsecretario de Agricultura (el número dos), Alfons Puncel, ha apuntado directamente a la exvicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, como la artífice en la sombra del cese de Mollà.

Se la cesa de consellera por asuntos de partido, lo que ya es una grave distorsión del concepto y la acción política, convirtiendo esta noble actividad en un asunto de egos que, sospecho (he de confirmarlo), va más allá de la propia Aitana, siguiendo la máxima de ‘después de mí el caos y si yo no voy a estar en política pues me llevo por delante a todo lo que quiero’.  

“Yo me he despedido de la subsecretaría. No lo hago por una adhesión inquebrantable a Mireia Mollà sino por razones éticas y estéticas. Quien me conoce sabe que pienso por mí mismo. Por ética, porque no hay razones o las que se dicen son despreciables, y por estética, porque las forma de proceder son deplorables. No quiero con mi presencia avalar esas conductas. Además, el cese aleja más a la ciudadanía, particularmente a la exigente ciudadanía de izquierdas, de la política, que lo que pide es todo lo contrario a purgas. Es decir, sumar, escuchar, debatir, contrastar, aceptar que nadie solo tiene todas las razones. Y dimito por razones personales pero es que para mí la Política es un asunto muy personal“, añade Puncel en su escrito en redes.

CatalàEspañol