Ocho denuncias en la primera noche de vuelta al toque de queda en 32 municipios valencianos

El President de la Generalitat confia en parar la nueva ola COVID y espera llegar al 9 d'Octubre con la inmunidad global de toda la Comunitat

La primera noche del restablecimiento del ‘toque de queda’ tras la vuelta a las restricciones de movilidad nocturna en 32 municipios valencianos, termina com ocho denuncias.

Un balance “muy positivo”, según ha indicado el President de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, hoy en Castelló, en la sede del Consell tras un encuentro de trabajo con la rectora de la UJI Eva Alcón.

Puig ha señalado que en esta primera noche de toque de queda en 32 localidades de la Comunitat Valenciana, se han producido incidentes “mínimos”, con ocho denuncias en el conjunto de pueblos y ciudades afectadas.

“La respuesta de la ciudadanía ha sido como ha venido siendo durante todo este tiempo, de una altísima responsabilidad, por lo que la inmensa mayoría de la ciudadanía comprende que estamos en una situación difícil y que hemos de intentar parar esta nueva ola, porque eso será definitivo también para ir avanzando en la superación de la pandemia y que tengamos un mes de agosto lo mejor posible”, ha señalado.

El jefe del Consell considera que se está en condiciones de parar esta ola, y ha indicado que hay que hacerlo desde la corresponsabilidad, “atendiendo a las dificultades que hay con la expansión de la nueva variante Delta, pero también teniendo en cuenta que la vacunación va avanzando y en estos momentos tenemos el 62 % de la población que ha recibido como mínimo una dosis”.

Al respecto, Puig ha mostrado su confianza en que se cumpla el calendario y llegar al 9 d’Octubre con una inmunidad global de toda la Comunitat Valenciana.

“En estos momentos los jóvenes son los que están más afectados, pues todavía no hemos llegado a su vacunación, y han de ser ellos y todo el conjunto de la población absolutamente responsables y hemos de trabajar con la máxima cautela”, ha apuntado Puig, quien ha señalado que “se puede hacer ocio, pero en condiciones de seguridad, y se puede ir a los espacios naturales y tener una relación con los demás, pero siempre con mascarilla y distancia”.

CatalanSpanish