Sonora protesta de dos de los sindicatos de la Policía Local de Castelló a cuatro meses de las elecciones

Varias decenas de afiliados al CSIF y al sindicato profesional de Policías Locales y Bomberos SPPLB junto a una notable presencia de políticos de la oposición han denunciado el malestar por sus reivindicaciones no atendidas, sobre todo por la carrera profesional aún pendientes de acuerdo

Varias decenas de personas han secundado este jueves en Castelló, la protesta sindical para reclamar mejores condiciones y más seguridad en el trabajo diario de los efectivos de la Policía Local, los AMU y los Bomberos. La concentración ha sido convocada por dos de los sindicatos con representación en estos cuerpos, CSIF y el sindicato profesional de Policía Local y Bomberos (SPPLB) de modo que ni CCOO, ni UGT se han sumado a la protesta.

Además, sosteniendo la pancarta que reclamaba “más inversión en seguridad” “por una policia de calidad”, los políticos de Ciudadanos, PP y Vox se han asegurado de estar a primera fila en la imagen que se producía antes del Pleno Ordinario de este primer mes del año, justo a cuatro meses de los comicios municipales que se celebrarán en mayo.

Las protestas se han realizado primero en la plaza Mayor y posteriormente durante el Pleno, dejándose escuchar con una ensordecedora pitada que llegaba a la planta señorial del edificio noble donde se celebraba la sesión.

En cuanto a las reivindicaciones que han llevado a esta protesta, al parecer, según fuentes internas consultadas por este medio, el problema de fondo sigue siendo la carrera profesional de estos agentes y las condiciones que no se reconocen del mismo modo por ambas partes, algo que afecta, evidentemente a la compensación salarial en el sentido más amplio, así como al resto de reconocimientos.

Sin embargo, además se suman muchas otras demandas, algunas de ellas tan flagrantes como los retrasos en los suministros de los uniformes y las equipaciones o las condiciones en que se encuentra parte del material. Algo que ya han denunciado desde algunos sindicatos reiteradamente y que el mismo ayuntamiento ha reconocido que, en determinados casos, se debe a retrasos por falta de material.

Por otra parte, los vacíos y cambios en el organigrama jerárquico de la fuerzas policiales locales de la capital de la Plana, tampoco han ayudado mucho a la estabilidad en los últimos tiempos. Y eso sin añadirle que la concejalía de Seguridad Ciudadana ha sido más que una patata caliente, casi casi un polvorín que ha pasado por las manos de Omar Braina, David Donate, la propia alcaldesa de forma directa y en última instancia de Octavio Traver, actual concejal y la última incorporación a la bancada municipal socialista tras la renuncia de Donate.

Sin embargo, parece ser, tal como apuntan agentes del cuerpo, que la última gota y detonante de esta protesta pública podría tener relación con cambios de puestos internos y reestructuraciones de turnos que han generado cierto malestar. Algo, que por una parte, puede formar parte de una nuevo enfoque de las gestión o optimización de los recursos humanos, denunciados como “insuficientes” tanto por vecinos como por los propios agentes, pero que por otra, se presume que puede ir parejo a movimientos más políticos que en aras del óptimo funcionamiento del cuerpo como insinúan otras fuentes implicadas.

CatalàEspañol