Puig cree que el acuerdo de Ford Almussafes es ‘solvente’ por el ‘gran esfuerzo de los trabajadores y la Generalitat’

El jefe del Consell no ha querido concretar la cifra económica que ha aportado la Generalitat para salvar el futuro de la factoría valenciana

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha asegurado que el acuerdo que se dio a conocer ayer sobre Ford Almussafes, alcanzado por UGT y la dirección europea en Colonia para salvar el futuro de la planta valenciana, es “solvente” y supone “un gran esfuerzo por parte de los trabajadores y la Generalitat”.

Así se ha pronunciado el jefe del Consell en declaraciones a los medios tras su visita al nuevo Palacio de Justicia de Villajoyosa junto a la consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo.

Al ser preguntado por la aportación económica de la Generalitat Valenciana al acuerdo, Puig no ha querido concretar ninguna cifra, pero ha destacado que “es evidente que se ha estado aportando durante estos años, y desde hace muchos años ya, distintas acciones que están justificadas y vinculadas a los procesos de innovación y de infraestructuras”.

Además, ha añadido que la Generalitat “no tiene que demostrar ya nada porque lo ha hecho” y que “nuestro aval delante de Ford Europa es que nosotros siempre hemos estado apoyando la factoría y el clima de diálogo social tan positivo que se ha mantenido en la factoría y que ha sido decisivo para ir aumentando la capacidad”.

“Ahora estamos en este proceso de electrificación y nosotros estamos trabajando intensamente con la factoría y también con el apartado social, y seguiremos haciendo todo lo que sea necesario para que Ford se consolide en la Comunitat Valenciana” ha concluido el president.

El resto de sindicatos rechazan el acuerdo

Por otro lado, el resto de sindicatos minoritarios (CCOO, CGT Y STM) han anunciado este miércoles que rechazan el acuerdo para los próximos cinco años que se basa en medidas de flexibilidad y contención salarial con el objetivo de ser competitivos y atraer la producción de los dos nuevos vehículos eléctricos, con los que compiten con la factoría de Saarlouis. 

Desde el STM aseguran que la plantilla de Ford Almussafes “no se merece este acuerdo, que es el más dañino de la historia de esta factoría” y por ello exigen que pase por referéndum a todos los trabajadores y trabajadoras de la planta. “La sangría de recortes en el que se cumplen los peores augurios viene recogido en unos documentos que se niegan a darnos copia en papel” critican. 

Por su parte desde CGT han lamentado que se hayan firmado “cuatro años de congelación salaria” porque no se van a consolidar las tablas salariales y la plantilla en 2026 “tendrá el mismo salario que en 2022″. Asimismo desde CCOO también se posicionan contra el acuerdo porque señalan que es “totalmente” desproporcionado y supondrá “una pérdida muy grave” del poder adquisitivo.

ValenciàEspañol