Otra sentencia del TSJCV anula el plan especial de la ZAL de València

También invalida la resolución de la Generalitat del 2018, que aprobaba la zona de actividades logísticas junto al puerto.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ-CV) ha dictado una nueva sentencia que declara “nulos de pleno derecho” tanto el plan especial de la zona de actividades logísticas (ZAL) del puerto de València como la resolución de la Consellería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio del 17 de diciembre de 2018 con la cual se aprobó la sentencia.

Esta responde a un recurso contencioso-administrativo presentado por l’Horta en representación de la plataforma “Horta és futur, No a la ZAL“, refuerza los cimientos jurídicos de la que ya dictó el TSJ-CV en los mismos términos en marzo (de hecho, los reproduce literalmente) en respuesta al recurso presentado por la asociación vecinal La Unificadora de la Punta.

La sala establece en la sentencia que el plan especial de la ZAL, que tendría que haber sido sometido a una evaluación ambiental estratégica encomendera, y no simplificada, como hizo la Administración autonómica. El tribunal argumenta que el suelo sobre el cual está prevista la ZAL (un terreno de 772 000 m2) no puede considerarse urbano, como defendía la Conselleria de Vivienda, porque los dos planes especiales anteriores que modificaban el Plan General de Ordenación Urbana de València para darle cobertura habían estado anulados, lo que supone que los terrenos mantengan la clasificación de suelo no urbanizable de protección agrícola especial.

Antonio Montiel, portavoz de Por l’Horta en representación de «Horta és futur, No a la ZAL», ha denunciado que la nueva sentencia confirma otra vez la ilegalidad sobre la cual se sustenta el proyecto de la ZAL, aprobado definitivamente en 1999 con una resolución de la Conselleria de Obras Públicas. “25 años después de comenzado el proyecto, los terrenos continúan sin uso y el puerto ha continuado funcionando y en crecimiento. Los hechos han demostrado que la ZAL no era ni siquiera necesaria, en contra del que argumentaba el puerto para expulsar el vecindario de la Punta”, ha añadido Montiel.

La urbanización de la ZAL supuso la destrucción de 70 hectáreas de huerta en plena producción y la expulsión de sus casas de más de 100 familias. “La ZAL fue un error estratégico con un coste social y medioambiental muy elevado. El más triste es que el Gobierno del Botánico, que se presentó como el de las personas, doy continuidad a la política depredadora del territorio del PP y defiendo los intereses de un puñado de empresas del lobby portuario en contra de los del conjunto de la ciudadanía”, ha destacado el portavoz de Por l’Horta en representación de la plataforma.

Esta defiende la reversión de la ZAL para convertirla en un espacio verde que conecto la cama del Turia con el padre natural de la Albufera, “En un contexto de crisis climática que comporta veranos más largos y temperaturas sofocantes, nos hacen falta más espacios verdes para la ciudadanía. No se puede olvidar, además, que el coste económico de revertir la ZAL en verde no es superior al de continuar con su urbanización, ahora ilegalizada”, ha subrayado Montiel, que también ha pedido a la Generalitat Valenciana y a la Autoridad Portuaria de València que cejen en recorrer la sentencia en casación y abandonan de manera definitiva el proyecto.

“Un proyecto ilegal”

Ante la nueva sentencia judicial que vuelve a recalcar la ilegalidad del proyecto de la ZAL del puerto de Valencia, la síndica de Compromís, Papi Robles, ha manifestado que “con esta nueva victoria judicial de la lucha vecinal y las asociaciones ecologistas, queda aún más patente que la ZAL fue un proyecto ilegal desde el principio, y así lo manifiesta la sentencia al considerar el proyecto nulo por estar en sol no urbanizable y de especial protección agrícola”

Para Robles, “la Justicia vuelve a demostrar que en Compromís teníamos razón cuando pediamos a la conselleria de Política Territorial, no sólo desde la conselleria de Transición Ecológica, sino también desde el Ayuntamiento de València y la coalición, no presentar recurso en favor de la ZAL, por ser un proyecto ilegal que no contaba con informes ambientales favorables”.

En este sentido, la síndica de Compromís ha reclamado al PSOE no volver a actuar unilateralmente y pide no volver a presentar recurso judicial alguno para dilatar el proceso de forma injusti ficada. “No tiene ningún sentido seguir insistiendo en tratar de conseguir que los intereses privados de unos pocos empresarios estén por encima del interés general”.

“La sentencia es una nueva oportunidad para repensar cómo revertir este proyecto, teniendo en cuenta la participación ciudadana, y el futuro de este espacio de conexión entre el antiguo cauce del Turia, l’Horta de la Punta, el nuevo cauce del Turia y el Parque Natural de l’Albufera” ha concluido Robles.

CatalàEspañol